Noticias

Niegan libertad bajo fianza a Posada Carriles

El militante anticastrista Luis Posada Carriles permanecerá arrestado sin derecho a fianza hasta el comienzo del proceso judicial en su contra en un tribunal federal de El Paso, Texas.

La jueza Kathleen Cardone negó ayer la petición de fianza a Posada, de 79 años, considerando que no existen suficientes garantías para que el acusado permanezca bajo arresto domiciliario.

La decisión judicial se produjo apenas 24 horas después de una crucial audiencia de fianza, en la cual la defensa presentó a Posada como un anciano enfermo e inofensivo para la comunidad. Cardone había prometido decidir esta semana si otorgaba o no la libertad condicional al detenido o si era necesaria otra vista para que las partes aportaran más evidencias en el caso.

La propuesta del abogado Arturo Hernández, principal representante de Posada, fue que se facilitara el arresto domiciliario mediante el control de un grillete electrónico y con la exigencia de que su cliente reportara diariamente a las autoridades por vía telefónica.

Para respaldar la solicitud, Hernández ofreció en garantía una propiedad comercial valorada en $2.5 millones y la opción de una fianza corporativa por $100,000, con el apoyo de exiliados cubanos de Miami.

Pero Cardone dio un portazo final a la fianza y decretó que Posada espere tras las rejas por el juicio, fijado para el 11 de mayo en el tribunal de El Paso. Su arresto se prolonga ya por casi dos años.

En la vista judicial del martes, la fiscalía consideró inapropiada la libertad condicional de un hombre que tiene antecedentes de fuga de una cárcel venezolana en 1983, y que cuenta con un amplio historial de viajar con pasaportes falsos y usar numerosos escondites en territorio extranjero.

El fiscal Paul Ahern argumentó que la carencia de jurisdicción estadounidense para juzgar a Posada por el atentado de un avión cubano con 73 pasajeros, en 1976, “no quiere decir que sea inocente”.

El gobierno de Venezuela reclama la extradición de Posada para juzgarlo por la voladura del avión, mientras que Cuba lo responsabiliza por una serie de atentados en instalaciones turísticas habaneras en 1997.

Posada enfrenta siete cargos por fraude migratorio y falso testimonio en el procesamiento de su ciudadanía y de ser hallado culpable podría recibir una sentencia de hasta 40 años de cárcel.

  Comentarios