Noticias

Arrestan a jóvenes por intento de secuestro de avión en La Habana

Un cartel pegado en el vitral de una tienda, con los tres soldados cubanos que intentaron secuestrar un avión en La Habana.
Un cartel pegado en el vitral de una tienda, con los tres soldados cubanos que intentaron secuestrar un avión en La Habana.

El tiroteo protagonizado esta madrugada entre fuerzas policiales cubanas y tres jóvenes reclutas que intentaban apoderarse de un avión en el aeropuerto internacional de La Habana, dejó al menos un asaltante muerto.

Según un empleado del aeropuerto entrevistado telefónicamente, la balacera ocurrida alrededor de las 4 a.m. provocó la muerte de uno de los supuestos secuestradores, y otras personas resultaron heridas.

"Es lo que me han dicho mis compañeros de trabajo'', dijo la fuente que se identificó como Héctor. "No he podido llegar hasta el lugar todavía''.

Testimonios recogidos por El Nuevo Herald mencionan que el incidente pudiera haber dejado otro muerto entre las fuerzas policiales, presuntamente un teniente coronel que se formaba parte del operativo para impedir la fuga.

Los jóvenes fueron arrestados, presuntamente luego de que familiares suyos intercedieran a favor de una rendición, según dijo el activista disidente Elizardo Sánchez desde La Habana.

Todavía son borrosas las circunstancias en que se produjeron los acontecimientos, pero extraoficialmente trascendió que los asaltantes entraron en un ómnibus robado hasta la Terminal 2 del aeropuerto, atravesaron la pista y llegaron hasta la Terminal 1, donde se hallaba un Boeing-737 con la tripulació aún a bordo.

El ómnibus robado logró acercarse a escasos metros de la nave aérea, propiedad de la compañía española Hola Airlines.

Los asaltantes se nombran Alain Forbus Lameru, de 19 años; Yoan Torres Martínez, de 21; y Leandro Cerezo Sirut, de 19; todos naturales de Camagüey, de acuerdo con la información divulgada por el Departamento de Contrainteligencia Militar del Ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR).

Las fotos y nombres de los jóvenes reclutas fueron distribuidos en una circular urgente que los identificó como "sujetos peligrosos con tenencia de armas de fuego''. Los tres habían escapado el fin de semana de una unidad militar de Managua, al sur de La Habana.

La nota de las autoridades militares indica que se produjo un "abandono del servicio de guardia'' sin precisar otros datos.

Choferes de ómnibus urbanos e interprovinciales, instituciones públicas, centros de trabajo y puntos de seguridad en la capital, tenían en su poder la circulación desde el pasado lunes.

Otros reportes obtenidos por El Nuevo Herald apuntan a otra víctima durante la fuga de los jóvenes en Managua, con el fin de apropiarse de fusiles AK-47 para perpetrar sus acciones.

De acuerdo con testimonios de vecinos y periodistas independientes, el incidente sacudió las inmediaciones del aeropuerto desde las primeras horas del día.

"Escuchamos una balacera y se dispararon las alarmas'', dijo por vía telefónica un residente de la barriada de Rancho Boyeros que pidió anonimato. "Estamos todos muy nerviosos en mi casa''.

El periodista independiente Roberto Santana señaló que las versiones callejeras confirman que el robo del autobús se produjo de forma violenta, como antesala del intento de secuestro del avión.

"Lo que se comenta en la calle es que se robaron una guagua que cubre la ruta de Santiago de las Vegas al Cotorro [municipios habaneros], y que antes habían matado a un militar para robarse las armas'', relató Santana.

Las autoridades cubanas no han confirmado hasta el momento los hechos. Se espera que en el espacio de la Mesa Redonda de la televisión cubana o en el noticiero nacional de las 8 p.m. se ofrezca información oficial sobre lo acontecido.

El incidente se produce apenas cinco días después del secuestro de una embarcación pesquera en Isla de la Juventud que fue desviada a Cancún, México, con un grupo de 16 cubanos a bordo. Dos pescadores fueron tomados rehenes por los secuestradores, que escaparon de las autoridades mexicanas y se encuentran fugitivos.

El pasado diciembre, tres jóvenes del Servicio Militar protagonizaron una revuelta en el Penal de El Manguito, en la provincia de Santiago de Cuba, y huyeron del lugar después de dar muerte a dos oficiales. Los fugitivos fueron arrestados tras una intensa operación militar en la zona y podrían afrontar la pena de muerte.

El último intento de secuestro de un avión en Cuba se remonta al 10 de abril del 2003, cuando ocho hombres pretendieron viajar desde Nueva Gerona, en la Isla de la Juventud, hacia Cayo Hueso en una avioneta AN-24 de fabricación soviética con 46 personas a bordo. Los secuestradores fueron arrestados y condenados a largas penas por un tribunal cubano.

Entre noviembre del 2002 y el primer semestre del 2003 se produjeron cuatro intentos de desvíos aéreos de Cuba a Estados Unidos, tres de ellos exitosos. Las autoridades cubanas dijeron que en esa etapa tuvieron indicios de otros 32 planes de ciudadanos cubanos para piratear aviones que no llegaron a concretarse.

  Comentarios