Noticias

Espectacular fuego acaba con almacén de Miami

Bomberos del Departamento de la Ciudad de Miami, tratan de controlar un incendio de grandes proporciones en un almacen ubicado en la 1ra avenida y la 18 calle del N.W.
Bomberos del Departamento de la Ciudad de Miami, tratan de controlar un incendio de grandes proporciones en un almacen ubicado en la 1ra avenida y la 18 calle del N.W.

Bomberos de Miami que batallaban contra un fuego en un almacén de una cuadra de largo tuvieron que ser salir urgentemente de la estructura en busca de su propia seguridad cuando las llamas empezaron a consumir toda la instalación.

Después que los bomberos salieron, una gigantesca bola de fuego estalló por una puerta tipo garaje, y las llamas lograron penetrar hacia el techo. Las explosiones destruyeron la estructura, y grandes pedazos de concreto cayeron por toda la zona.

''El edificio quedó completamente destruido'', dijo Ignatius Carroll, portavoz del Departamento de Bomberos y Rescates de Miami. ''Este es uno de esos edificios que tenía un tipo específico de techo que puede colapsar. Pues bien, se desplomó''. El almacén, que estaba bajo renovación, se encuentra en el 1801 NW 1 Ave. El incendio fue reportado a aldededor de las 9 a.m. de hoy.

Desde el mismo inicio, los equipos de bomberos que respondieron tuvieron dificultades con el siniestro, que en un principio parecía tener las paredes envueltas en llamas, y pudo haber sido provocado por alguien que estaba soldando.

Carroll dijo que la insulación de fibra de vidrio de las paredes representó un reto para los bomberos porque la fibra de vidrio no se quema, pero el asbestos que la cubre sí.

Eso fue antes de que la edificación quedara consumida por las potentes llamas.

El edificio de concreto se encuentra en un área de muchos almacenes, donde hay también edificios de apartamentos, townhouses y una guardería infantil. No se cree que los niños de la guardería estuvieron en peligro en ningún momento.

A medida que el fuego avanzaba, trabajadores de la construcción en obras cercanas, se congregaron en los techos para ver el incendio. De igual modo, docenas de residentes de la barriadas se detuvieron en las calles vecinas, en tanto una enorme columna de humo subía hacia el cielo.

Los bomberos rociaron con agua los edificios cercanos para evitar que las llamas de esparcieran.El edificio fue con anterioridad la sede de la empresa GRM Information Management Services.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios