Noticias

Un nuevo examen para obtener la ciudadanía de EEUU

¿Qué territorio compró Estados Unidos de Francia en 1803? ¿Qué movimiento intentó abolir la discriminación racial? ¿Cuántas enmiendas tiene la Constitución? Si el presidente o el vicepresidente no pueden cumplir más sus funciones, ¿quién se convierte en el nuevo presidente?

Estas son cuatro de las 100 preguntas contendidas en el nuevo examen para obtener la ciudadanía divulgadas con mucha fanfarria hoy por la administración del presidente George W. Bush. La prueba se concentra más en los valores estadounidenses que en la información histórica, señaló el gobierno federal.

Los inmigrantes que a partir del año próximo aspiren a naturalizarse, por ejemplo, se enfrentarán a interrogantes como "¿Por qué la bandera posee 13 franjas?". Actualmente, la pregunta es: "¿Cuáles son los colores de nuestra bandera''.

Las autoridades de inmigración sostienen que las preguntas estimulan el significado y la comprensión de datos más que su memorización, mientras que los grupos defensores de los derechos de los inmigrantes consideran que representan un obstáculo más para éstos, quienes ya encaran el alza de los costos del trámite de ciudadanía --de $330 a $595-- y una extensión del período de duración del proceso.

Junto a un panel de historiadores, académicos del gobierno y educadores de inglés como segundo idioma, "desarrollamos una prueba que motivará a los solicitantes de la ciudadanía a aprender e identificarse con los valores cívicos básicos que nos unen como estadounidenses'', declaró el director del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), Emilio González.

En un comunicado, el USCIS agregó que el examen de naturalización reevaluado robustecerá los esfuerzos de asimilación al acentuar los conceptos escenciales de la democracia estadounidense, la historia básica y los derechos y deberes de la ciudadanía.

Grupos que defienden a los inmigrantes y críticos de la administración de Bush, argumentan que el nuevo examen es más riguroso, ya que incluso para los estadounidenses, nativos o naturalizados, sus preguntas serían enredadas para contestar.

Los inmigrantes deben estudiar las cien preguntas para para la prueba. Cuando la tomen aparecerán sólo diez y deberán responder correctamente seis para pasar. Paralelamente, se les pedirá que lean una oración en inglés y escriban una oración que se les dará.

El examen no será de selección múltiple, sino que se presentarán preguntas que puede tener varias contestaciones correctas. Por ejemplo, ‘‘¿Cuáles son dos derechos conferidos solamente a los ciudadanos estadounidenses?" Las respuestas posibles serían: solicitar un empleo federal, votar, postularse a un cargo público o portar un pasaporte estadounidense.

  Comentarios