Noticias

Guardias acusados de muerte de adolescente son hallados inocentes

Un jurado integrado por cuatro hombres y una mujer absolvieron a los siete guardias y una enfermera de unreformatorio del condado Bay que eran acusados en la muerte de un adolescente de 14 años que murió en elcentro justo al día siguiente de haber entrado.

Los guardias fueron grabados en videocinta golpeando, pateando y empujando al joven, Martin Lee Anderson,durante casi 30 minutos, pero según afirmaron todos los expertos, Anderson no murió de los golpes que recibió.

El jurado tomó su decisión en apenas dos horas. Los jurados tenían antes sí una montaña de pruebas y testimonios para analizar, entre ellos complicadas y contradictorias opiniones médicas acerca de la muerte de Anderson.

Antes de que se anunciara el veredicto, ya varios expertos legales habían pronosticado que al jurado le costaría gran trabajo condenar a los ocho acusados, a pesar de la videocinta incriminatoria que incluso los abogados defensores dijeron que se veía muy borrosa.

"Si la causa de la muerte hubiera sido únicamente la golpiza, hubiera un caso completamente distinto'', dijo el veterano abogado de Miami David S. Markus.

En su lugar, lo que hizo la fiscalía fue argumentar que Anderson murió de asfixia porque los guardias le taparon la boca con las manos mientras le ponían en la nariz cápsulas de amoníaco durante unos cinco minutos.

Sin embargo, las pruebas médicas no demostraron que se tratara de un caso evidente de asfixia y hasta lospropios fiscales admitieron que nunca se había registrado ningún caso de muerte por asfixia.

Los abogados de la defensa, por su parte, presentaron a expertos que insistieron en que Anderson murió de una enfermedad llamada siclemia, que normalmente es un padecimiento benigno.

"Si el jurado piensa que el joven murió a causa de la siclemia, entonces tendrán dificultad para encontrar culpables a los acusados'', dijo Markus. "Los fiscales tendrán que demostrar que los guardias actuaron de unaforma irresponsible, algo que será difícil de probar en este caso''.

Nadie en el reformatorio del condado Bay sabía que Anderson padecía dicha enfermedad.

El abogado defensor de Miami Richard Sharpstein, que defiende regularmente a policías acusados y ha trabajado en casos en la llamada zona del Panhandle floridano estuvo de acuerdo con las afirmaciones de Markus, y señaló que la defensa tenía algunas ventajas aunque sólo fuera por la naturaleza de cualquier jurado que se organice en Panama City.

''¿Un adolescente negro y un simple video en contra de las autoridades policiales en una área conservadora?Si tengo que darle alguna ventaja a alguien se le daré a la defensa'', dijo Sharpstein, destacando que PanamaCity es una ciudad sureña muy conservadora donde viven muchos militares retirados.

  Comentarios