Noticias

Escuelas de Miami-Dade toman precauciones ante posible superbacteria

Las autoridades han informado que a tres empleados y un estudiante del sistema escolar del condado Miami-Dade se les detectaron síntomas de una infección resistente a los medicamentos durante la semana pasada, dijo ayer un portavoz de las Escuelas Públicas de Miami-Dade. Se cree que ninguno de los casos es grave.

Aunque funcionarios de salud del condado no pudieron confirmar si alguno de los cuatro contrajo la bacteria estafilococo dorado, el distrito ya ha tomado precauciones para cerciorarse que tanto los empleados como los estudiantes estén a salvo. “Estamos trabajando de forma muy estrecha con el Departamento de Salud e igualmente siguiendo sus consejos sobre este problema”, dijo el portavoz, John Schuster.

La enfermedad ha sido el tema de muchas discusiones desde que un adolescente de Virginia murió a causa del virus a principios de este mes, pero los expertos afirman que el virus puede ser tratado y que no resulta grave en la mayoría de las personas.

“Se podría decir que en general no se trata de una bacteria peligrosa”, dijo Vincent Conte, director adjunto del Departamento de Epidemiología y Control de Enfermedades del Condado Miami-Dade. “Si bien es cierto que la bacteria es resistente a ciertos antibióticos, hay otros que pueden controlarlo”.

Ayer dos choferes de autobuses escolares de Miami-Dade reportaron tener posibles síntomas de la infección. Los choferes fueron sacados de sus rutas por el momento, dijo Schuster, quien no especificó para qué escuelas trabajaban los empleados. El mismo día, el distrito reveló que con anterioridad hubo dos casos sospechosos de haber contraído el virus. El primero, que ocurrió el 16 de octubre, tuvo que ver con un estudiante de la Escuela Secundaria de Homestead. Ayer el chico no había regresado a la escuela, apuntó Schuster.

Dos días después del caso de Homestead, un empleado de la Escuela Primaria Sunset, en South Miami, reportó tener síntomas de la enfermedad. El empleado debió ser hospitalizado, dijo Schuster, que luego agregó que no había más información sobre el estado del empleado. Desde entonces, el distrito ha tomado medidas sanitarias en la secundaria de Homestead, la primaria de Sunset, y en un sinúmero de autobuses escolares, señaló Schuster.

De igual modo, también se informó que una estudiante de la Escuela Intermedia Deerfield Beach presentó en septiembre algunos síntomas similares del virus. La chica aún está en su casa recuperándose.

Según los expertos, la bacteria puede alojarse en la piel y en las cavidades nasales. Se propaga mayormente a través del contacto de la piel y puede causar inflamación y abcesos si entra en el sistema sanguíneo a través de una picada de insecto o de una cortadura. En algunos casos muy raros la bacteria puede provocar una infección del sistema sanguíneo y propagarse a otras partes del cuerpo, lo cual implicaría serias consecuencias, dijo Gwendolyn Scott, directora del Departamento de Enfermedades Infantiles Infeccciosas de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami (UM).

Sin embargo, agregó Scott, en la mayor parte de los casos, es susceptible de ser tratada con antibióticos. Con el fin de minimizar el riesgo de propagar la infección, los médicos sugieren lavarse las manos y cubrir cualquier herida, rasguño y picada de insecto.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios