Noticias

Referendo divide a los venezolanos de Miami

Los activistas venezolanos Ernesto Ackerman (centro) y Patricia Andrade, residentes en el sur de la Florida, organizan su estrategia de oposición al referendo de Chávez, que pretende barrer con la Constitución del país sudamericano.
Los activistas venezolanos Ernesto Ackerman (centro) y Patricia Andrade, residentes en el sur de la Florida, organizan su estrategia de oposición al referendo de Chávez, que pretende barrer con la Constitución del país sudamericano. The Miami Herald Staff

Los exiliados venezolanos que viven en el sur de la Florida --muchos de quienes abandonaron el país cuando el presidente Hugo Chávez asumió el poder hace 10 años-- observan con cautela la situación en Venezuela a medida que se acerca la hora del referendo sobre la reforma constitucional. Aunque pueden votar, muchos planean boicotear el referendo.

Grupos de activistas locales, que en años anteriores se han movilizado para iniciativas electorales, se reunieron la semana pasada para planear su estrategia. Los activistas han pedido a sus compatriotas que no salgan de casa, alegando que los cambios propuestos por Chávez son ilegales y el proceso electoral está absolutamente comprometido.

Los cambios propuestos podrían, entre otras cosas, eliminar los límites al término presidencial, lo que según los exiliados le permitiría a Chávez mantenerse en el poder indefinidamente, como ha hecho en Cuba su mentor y aliado político Fidel Castro.

Por su parte, los partidarios de la reforma de Chávez señalan las cláusulas que contemplan reducir la jornada laboral a seis horas y pensiones estatales para los vendedores callejeros y sirvientas.

Muchos venezolanos más jóvenes dicen que se sienten desarraigados después de años de problemas políticos en su país y se concentran en la nueva vida que llevan en Estados Unidos.

  Comentarios