Noticias

Rafael Izquierdo y su hija se quedan en EEUU por lo menos hasta el 2010

Rafael Izquierdo, el padre de la niña cubana cuya custodia estaba en disputa, al salir de la corte el lunes 26 de noviembre acompañado por sus dos abogados, Magda Montiel-Davis e Ira Kurzban. Izquierdo, quien deberá quedarse en Estados Unidos hasta el 2010, ganó este miércoles la custodia de su hija.
Rafael Izquierdo, el padre de la niña cubana cuya custodia estaba en disputa, al salir de la corte el lunes 26 de noviembre acompañado por sus dos abogados, Magda Montiel-Davis e Ira Kurzban. Izquierdo, quien deberá quedarse en Estados Unidos hasta el 2010, ganó este miércoles la custodia de su hija. Miami Herald Staff

Rafael Izquierdo, padre biológico de la niña cubana en el centro de una amarga disputa legal, tendrá la "custodia exclusiva" de su hija y permanecerá en Estados Unidos con ella, según los términos de un acuerdo al que llegaron las partes y que pone fin a meses de juicios y audiencias.

Los padres adoptivos de la niña, Joe y María Cubas, podrán visitar regularmente a la niña y la tendrán con ellos un fin de semana sí y otro no, según le dijeron al Miami Herald fuentes cercanas a la negociación.

La batalla por la custodia de la niña estuvo en el limbo desde que el Departamento de Niños y Familias de Florida apelara la decisión de la juez Jeri B. Cohen de que Izquierdo es un padre competente, ocurrida el pasado 26 de septiembre.

El acuerdo al que han llegado las partes le da a Izquierdo -un campesino cubano que se dedicaba a cuidar cochinos y sembrar malanga en su país- la custodia de su hija y no restringe sus derechos parentales.

Los Cubas -la familia de Coral Gables que ha cuidado de la niña por los últimos dos años y que adoptó a su hermano mayor- podrá visitar a la niña por lo menos hasta mayo del año 2010, indicaron las fuentes.

En mayo del 2010 Izquierdo podrá dejar los Estados Unidos y volver a Cuba con su hija. Si el padre desea permanecer en este país o hace gestiones para obtener la residencia, los Cubas tendrán derecho a continuar sus visitas hasta el 31 de agosto del 2012.

La madre de la pequeña, Elena Pérez, perdió todos sus derechos sobre la niña. Pérez fue la que puso en marcha este drama legal el 19 de diciembre del 2005, cuando intentó cortarse las venas con un cuchillo de cocina. En ese momento DCF le quitó la custodia de sus dos hijos menores, quienes permanecieron bajo la tutela del estado hasta este momento.

Fuentes allegadas a las partes resaltaron que sólo Izquierdo tiene el derecho de decidir si Pérez podrá pasar tiempo con su hija o no.

El juez Spencer Eig, quien fue el primero asignado al caso pero posteriormente se retiró alegando conflicto de intereses, declaró a Pérez incapaz de criar a la pequeña. Péerez ha apelado la decisión y espera la decisión de la Tercera Corte de Apelaciones sobre el caso.

  Comentarios