Noticias

Aplazan audiencia para sentenciar a José Padilla

José Padilla, acusado de terrorismo, aparece en esta foto de archivo cuando era escoltado en Miami al salir de un helicóptero en mayo del 2006.
José Padilla, acusado de terrorismo, aparece en esta foto de archivo cuando era escoltado en Miami al salir de un helicóptero en mayo del 2006.

Abogados de José Padilla, convicto por conspiración de terrorismo, sostienen que su cliente fue bastante maltratado por su propio gobierno durante los tres años y medio de detención militar, por lo cual merece una sentencia mucho menor a la cadena perpetua que pide la fiscalía federal.

La audiencia de sentencia que iba a comenzar esta semana para Padilla fue postergada el martes debido a un deceso en la familia del juez, indicaron funcionarios de la corte. La audiencia, que se espera dure cuatro días, fue reprogramada para que inicie el 7 de enero.

Padilla, de 37 años, y los coacusados extranjeros Adham Amin Hassoun y Kifah Wael Jayyousi, fueron declarados culpables el 16 de agosto de conspiración para asesinar, secuestro y mutilación de personas en el extranjero, que conllevan una sentencia máxima de cadena perpetua. Los tres también fueron convictos de dos cargos de ayuda material terrorista, que conllevan cada cual una sentencia de 15 años de prisión.

En documentos presentados en la corte, abogados de Padilla también dijeron que Cooke debería ver si el ciudadano estadounidense estaría siendo castigado más duramente que otros sospechosos de terrorismo, y debería tener en consideración las condiciones -que describen como duras- de la prisión federal de máxima seguridad en Florence, Colorado.

La evidencia clave en su contra fue un formulario de cinco páginas que Padilla llenó en julio del 2000 para asistir a un campamento de entrenamiento de al-Qaida en Afganistán, que relaciona a los otros dos acusados y a la organización terrorista de Osama bin Laden.

Fiscales federales dicen que la cadena perpetua es la sentencia adecuada para los tres convictos por formar parte en una red que provee reclutas, dinero y apoyo a grupos musulmanes extremistas, incluyendo al-Qaida, en Afganistán, Chechnya, Somalia y otras partes del mundo.

  Comentarios