Noticias

Culmina batalla por custodia de niña cubana

Rafael Izquierdo (centro) abraza a sus dos abogados, Ira Kurzban y Magda Montiel-Davis, luego de que el martes 4 de diciembre la jueza Jeri B. Cohen aprobara un acuerdo negociado en la batalla por la custodia legal de la peque&nacutea cubana.
Rafael Izquierdo (centro) abraza a sus dos abogados, Ira Kurzban y Magda Montiel-Davis, luego de que el martes 4 de diciembre la jueza Jeri B. Cohen aprobara un acuerdo negociado en la batalla por la custodia legal de la peque&nacutea cubana. Miami Herald/MCT

La larga y amarga batalla por la patria potestad de una precoz niña de ojos azules concluyó ayer donde mismo comenzó, en un tribunal de Miami donde la jueza de lo juvenil aprobó un acuerdo negociado entre el padre natural de la menor y un matrimonio de Coral Gables que había criado a la pequeña en los últimos tiempos, y quería quedarse con ella.

El padre de la niña de cinco años, Rafael Izquierdo, y el padre temporal, Joe Cubas, se abrazaron brevemente en el sexto piso del edificio después que Jeri B. Cohen, jueza de circuito de Miami-Dade, aprobó el acuerdo y cerró oficialmente el caso del estado de la Florida contra Izquierdo.

Cohen, que presidió la caldeada disputa durante casi dos años, agradeció a los Cubas, a Izquierdo, a dos psicólogos que trataron a la menor y a varios abogados por su "servicio a la comunidad''.

"Estoy orgullosa de usted'', le dijo Cohen a Izquierdo. "Creo que hizo lo correcto. Sé que el proceso fue muy difícil. Pero lo que usted aceptó es lo mejor [para su hija]. Creo que es un buen arreglo, creo que es justo''.

Cohen también agradeció a Joe Cubas y a su esposa María, quienes no asistieron a la audiencia, recordando que la pareja había prometido respetar el proceso judicial, y quehabía cumplido.

"La comunidad tiene mucho que aprender de su comportamiento'', dijo Cohen, refiriéndose a los Cubas. "Sé que usted y su esposa le ofrecieron a estos niños un hogar seguro y amoroso''.

Cohen celebró la audiencia para decidir sobre el acuerdo entre el Departamento de Niños y Familias (DCF), el Programa Guardian-ad-Litem, el padre natural y Joe y María Cubas, que criaron a la menor durante buena parte de los últimos dos años.

Según los términos del acuerdo, Izquierdo tiene la custodia total de su hija, pero tiene que quedarse en Estados Unidos hasta por lo menos mayo del 2010. Los Cubas tendrán derecho a unos 52 días de visita al año, durante fines de semanas alternos o en períodos mayores si Izquierdo se muda del sur de la Florida.

  Comentarios