Noticias

Grave atraso en pagos de tarjetas de crédito

Expertos estadounidenses pronostican que los pagos atrasados y cuentas de crédito incobrables aumenten más durante las navidades.
Expertos estadounidenses pronostican que los pagos atrasados y cuentas de crédito incobrables aumenten más durante las navidades. AP

Los consumidores se están atrasando en los pagos de tarjeta de crédito a un ritmo alarmante, lo que ha hecho aumentar las moras en más del 10 por ciento en los últimos 12 meses y ha generado advertencias de que lo peor está por llegar.

Un análisis de información financiera de los mayores emisores de tarjetas de crédito de Estados Unidos por parte de The Associated Press también determinó que el mayor aumento estuvo en las cuentas con atraso de pago de 90 días o más.

Los expertos afirman que estas señales del deterioro financiero en muchos núcleos familiares son en parte consecuencia de la crisis de las hipotecas de alto riesgo y pudieran significar más problemas para una economía ya desacelerada.

"La deuda a final de cuentas se filtra a otras áreas, lo mismo si comienza con la hipoteca y pasa a la tarjeta de crédito, o al contrario'', dijo Cliff Tan, profesor invitado de la Universidad de Stanford y experto en crédito. "Ya comenzamos a ver las repercusiones''.

El valor de las cuentas de tarjetas de crédito en mora por lo menos 30 días aumentó 26 por ciento, a $17,300 millones, en octubre, en comparación con el mismo período del año anterior en 17 grandes fideicomisos de tarjetas de crédito analizados por la AP. Eso representó más del 4 por ciento de todo el saldo de capital adeudado a los fideicomisos sobre tarjetas de crédito emitidas por instituciones financieras como Bank of America y Capital One y por minoristas como Home Depot y Wal-Mart.

Al mismo tiempo, las cuentas incobrables --cuando los emisores esencialmente ya no tienen esperanza de cobrar la deuda y la descuentan en sus libros-- aumentó 18 por ciento a casi $961 millones en octubre, según documentos presentados por los fideicomisos ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC).

Las moras prolongadas también han aumentado sustancialmente. Varios de los mayores prestamistas del país --como Advanta, GE Money Bank y HSBC-- declararon aumentos de 50 por ciento o más en el valor de las cuentas atrasadas en por lo menos 90 días en comparación con el mismo período del 2006.

La AP analizó información que representa aproximadamente 325 millones de cuentas individuales en fideicomisos creados por los emisores de tarjetas de crédito para vender la deuda a inversionistas, algo similar a cómo muchos bancos vendieron préstamos de alto riesgo a los inversionistas. En conjunto, representan aproximadamente 45 por ciento de los $920,000 millones que la Reserva Federal cuenta como deuda de tarjetas de crédito en Estados Unidos.

Hasta hace muy poco, el índice de mora del pago de tarjetas de crédito estaba en mínimos históricamente bajos, lo que ofrecía a los bancos una fuente de crecimiento de ganancias, y los bancos siguen inundando a los consumidores con miles de millones de cartas mensuales con ofertas de crédito.

Incluso después del alza de préstamos en mora, el sector de tarjetas de crédito es lucrativo, gracias a tipos de interés que pueden llegar al 36 por ciento, además de los cargos por pago tardío y otras penalidades.

Pero lo que se aclara a partir de los documentos presentados por los fideicomisos ante la SEC es la preocupante incapacidad de muchas personas para hacer frente a una creciente y cada vez más costosa deuda de tarjetas de crédito.

Y la tendencia se mantuvo en noviembre. Hasta el viernes pasado, todos los fideicomisos que presentaron informes sobre noviembre mostraron alzas en pagos atrasados y cuentas incobrables en comparación con noviembre del 2006 y muchos mostraron aumentos sobre octubre.

Las cuentas de la tarjeta Discover con pagos atrasados 30 días o más aumentaron en 25,716 en comparación con noviembre del 2006 y mostraron un alza de 6,000 entre octubre y noviembre de este año.

Muchos economistas esperan que los pagos atrasados y cuentas incobrables aumenten más durante la época navideña.

Mark Zandi, economista jefe y cofundador de Economy.com Inc., de Moody's, citó el aumento de los problemas hipotecarios que comenzaron este verano como uno de los culpables de la situación, así como la debilidad del mercado laboral en el medio oeste, el sur y zonas del oeste, donde los mercados de bienes raíces han resultado muy afectados.

"La situación de los pagos de tarjetas de crédito seguirá erosionándose durante el próximo año'', dijo Zandi.

Los economistas también citan la actitud que tienen muchos en Estados Unidos en materia de deuda, incluso las costosas deudas de tarjetas de crédito, de que no es algo muy preocupante.

"La fibra de nuestra sociedad es que el consumidor quiere mas y más, gastar y gastar'', dijo Howard Dvorkin, fundador de Consolidated Credit Counseling Services en Fort Lauderdale, Florida, que asesora a más de 5 millones de personas endeudadas. "Pero al final de cuentas hay que pagar, y eso puede resultar un proceso muy doloroso'', agregó.

Declararse en bancarrota ya no es la solución para muchos porque un cambio en las leyes federales en el 2005 dificultó sustancialmente deshacerse de la deuda. Los que tengan ingresos por encima del promedio no pueden acogerse al Capítulo 7 --que elimina la deuda completamente-- excepto en circunstancias muy especiales; en su lugar, deben presentar un plan de pago a tenor con el más restricto Capítulo 13.

Los asesores de finanzas personales afirman que el problema es más grave para las personas que tienen varios meses de atraso en los pagos, o lo que sencillamente no van a pagar.A raíz del alza en las cuentas incobrables de préstamos hipotecarios de alto riesgo emitidos a personas con mal historial de crédito, los bancos se muestran menos dispuestos a permitir que los consumidores consoliden deudas de tarjeta de crédito con préstamos sobre la plusvalía de propiedades o la refinanciación de hipotecas. Eso ha dejado a muchos sin otra opción que no pagar, dijeron los economistas.

Los inversionistas también se alejan de la deuda securitizada de tarjetas de crédito, dijo Moshe Orenbuch, director gerente de Credit Suisse. Pero eso tiene probablemente más que ver con preocupaciones sobre la salud económica general del país, agregó.

Capital One Financial Corp. informó que los atrasos y cuentas incobrables son más elevados en regiones donde hay más problemas hipotecarios, como Florida y California.

Entre los fideicomisos examinados, Bank of America Corp. tuvo el mayor volumen de pagos atrasados, con $5,000 millones en cuentas en mora. Las cuentas incobrables de Bank of America en octubre fueron casi 200 por ciento mayores que en octubre del 2006.

Otros fideicomisos --entre ellos los vinculados a Capital One, American Express Co., Discover Financial Services Co. y los de tarjetas de Wal-Mart Stores Inc., Home Depot Inc., Lowe's Companies Inc., Target Corp. y Circuit City Stores Inc.-- también declararon aumentos sustanciales en pagos atrasados y cuentas incobrables en octubre. La mayoría de los bancos y otras instituciones financieras con deuda de tarjetas de crédito en sus libros también declararon aumentos superiores al 10 por ciento en los pagos atrasados.

"Los problemas son cada vez mayores: los consumidores tratan desesperadamente de preservar sus líneas de crédito pero no tienen cómo hacerlo'', dijo Robert Manning, director del Centro de Servicios Financieros al Consumidor del Instituto Tecnológico de Rochester,

"Es como una hilera de fichas de dominó''.

  Comentarios