Noticias

Votantes hispanos pueden ser factor decisivo en las presidenciales

Manifestantes marchan en Arizona a favor de los derechos de los inmigrantes.
Manifestantes marchan en Arizona a favor de los derechos de los inmigrantes. AP

Los votantes hispanos en Estados Unidos, que podrían convertirse en una factor decisivo en las próximas elecciones presidenciales, se identifican más con el partido demócrata que con el republicano, según una encuesta del Instituto del Centro Hispánico PEW.

De acuerdo con la encuesta, un 57 por ciento de los hispanos registrados se declaran demócratas mientras que 23 por ciento se alinean con los repúblicanos, un cambio significativo que contrasta con tendencias del pasado cuando los candidatos republicanos contaron con el apoyo mayoritario de este sector de la población.

"El giro en U de las tendencias de los hispanos se produce en momentos en que el tema de la inmigración ilegal se ha convertido en un foco intenso de atención nacional y de debate'', señala el estudio dado a conocer en diciembre. "La nueva encuesta indica que una pluralidad de hispanos ven el Partido Demócrata, en lugar del Republicano, como el que muestra mayor preocupación por los latinos y hace un mejor trabajo en el [manejo del] tema de la inmigración ilegal'', agrega el reporte elaborado por Paul Taylor y Richard Fry.

El Centro Hispánico PEW es una organización sin fines de lucro y no partidista que busca un mayor entendimiento de la población hispana en Estados Unidos.

En el 2008 los votantes hispanos van a constituir un nueve por ciento de la masa votante, un porcentaje bajo si se considera que la población latina --46 millones-- es la minoría de mayor crecimiento en Estados Unidos.

El estudio explica que las limitaciones en este sentido se derivan de que una buena parte de los latinos que viven en este país no se ha nacionalizado y otro alto porcentaje son menores de 18 años.

Sin embargo el poder electoral hispano podría ser un factor de sorpresa en las elecciones presidenciales de este año dado que la población de este origen está asentada en estados estratégicos del mapa electoral tales como Nuevo México, Florida, Nevada y Colorado, señala el Centro PEW.

La encuesta indica que un 44 por ciento de los latinos registrados para votar consideran que el Partido Demócrata se preocupa más por ellos que el republicano. Sin embargo un 41 por ciento dice que no ven diferencias entre ambos partidos.

Para un 41 por ciento de los latinos registrados como votantes las políticas del gobierno de Bush han sido perjudiciales para los hispanos mientras que un 16 por ciento opina que han sido beneficiosas. Un 33 por ciento dijo que no tenían ningún efecto en particular.

Bush obtuvo en el 2004 un 40 por ciento del voto hispano, lo que se considera un récord para un candidato republicando.

El panorama ha cambiado este año: un 59 por ciento de los hispanos favorece la nominación de la senadora Hilary Clinton en tanto que 15 por ciento lo hace por el senador de Illionis, Barack Obama, ocho por ciento por el gobernador de Nueva México, Bill Richardson y cuatro por ciento por el senador de Carolina del Norte, John Edwards.

Por el lado republicano, agrega la encuesta, los latinos favorecen con un 35 por ciento al ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, seguido con un 13 por ciento por el ex senador de Tenneessee Fred Thompson, un 10 por ciento el senador republicano por Arizona John McCain y cuatro por ciento en favor del gobernador de Massachusetts, Mitt Rommey.

Los hispanos, sin embargo, no parecen seguir con mucha atención el proceso preelectoral.

Según la misma encuesta, a menos de un año de las elecciones, sólo el 22 por ciento de los encuestados sostuvieron que siguen de cerca el proceso mientras que 38 por ciento afirman que prestan "alguna atención'' y 39 por ciento poca o ninguna.

Los latinos republicanos le ganan en interés en el proceso electoral a los demócratas en un siete por ciento.

La encuesta logró determinar que un bajísimo porcentaje de hispanos saben que en la baraja presidencial hay un candidato de su origen, Richardson, y sólo uno de cada ocho pudo mencionar su nombre.

De una lista de seis temas que les preocupan en el debate presidencial, los latinos escogieron la educación en primer lugar (94 por ciento), seguro médico (91 por ciento), la economía y los empleos (91por ciento), inmigración (79por ciento) y la guerra en Irak (70 por ciento).

Los encuestadores explicaron que el interés en el tema de la inmigración hubiera sido mayor si la pregunta hubiera sido respecto a la "inmigración ilegal''.

La encuesta se realizó entre una muestra representativa a escala nacional de 2003 hispanos adultos del 3 de octubre al 9 de noviembre del año pasado.

  Comentarios