Noticias

Involucrados en el caso del maletín se declaran inocentes

Un dibujo de los acusados en la Corte, de izquierda a derecha: Moises Maionica, Franklin Duran, Carlos Kauffman y Rodolfo Wanseele.
Un dibujo de los acusados en la Corte, de izquierda a derecha: Moises Maionica, Franklin Duran, Carlos Kauffman y Rodolfo Wanseele.

Un empresario y un abogado de Venezuela acusados de actuar como agentes ilegales del gobierno de su país, se declararon inocentes ayer durante una rápida audiencia ante un magistrado federal de Miami.

El industrial petrolero Carlos Kauffmann y el abogado Moisés Maionica, se dieron por notificados de los cargos de haber conspirado para presionar a Guido Alejandro Antonini, en nombre del gobierno de Venezuela, a fin de que ocultara el origen y el destino de una valija de $800,000 confiscada por autoridades de Argentina en agosto pasado.

Kauffmann fue representando por su nuevo abogado, Jack M. Denaro, un penalista de Miami cuya más reciente figuración fue la defensa de Salvador Magluta, narcotraficante condenado a 195 años de prisión en noviembre del 2006.

Por su parte Maionica contrató como defensor a Rubén Oliva, abogado de narcotraficantes colombianos que tiene un largo historial de acuerdos de culpabilidad de sus clientes con la fiscalía federal.

Maionica es identificado en la acusación como un enlace entre el saliente vicepresidente de Venezuela, Jorge Rodríguez, Antonini y los servicios de inteligencia de ese país (DISIP). De acuerdo con los cargos, Maionica fue responsable de coordinar una reunión entre Antonini y un emisario de la DISIP, hoy prófugo de la justicia de Estados Unidos, en una cafetería de Plantation, Florida.

El magistrado Barry Garber fijo como plazo 14 días, contados a partir de ayer, para que la fiscalía federal entregue a la defensa las pruebas del caso.

Entre tanto el fiscal Tom Mulvihill se prepara para cumplir con la orden de otro magistrado de responder, a más tardar mañana, dos recursos presentados por Kauffmann y Franklin Durán, otro de los acusados, a fin de que se les conceda una nueva audiencia de libertad.

Los dos empresarios alegaron que no fueron defendidos en forma competente por el anterior abogado durante una audiencia el 12 de diciembre, en la que el magistrado de turno les negó la libertad bajo fianza por considerar que podrían escapar o presentar un peligro a la sociedad.

Una vez respondida la moción de una nueva audiencia de libertad por parte de la fiscalía, la defensa tendrá hasta el viernes para rebatirla.

Ed Shoat, abogado de Durán, teme que el inicio del juicio se demore más de lo normal debido a que la jueza Joan Lenard, a quien le correspondió el caso, tiene a su cargo también el nuevo juicio contra siete acusados de planear atentados contra la Torre Sears de Chicago y edificios federales.

  Comentarios