Noticias

Almirante afirma que la cárcel de Guantánamo debe ser cerrada

El almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, se transportó en el ferry durante su visita a la Base Naval de Guantánamo en la bahía cubana.
El almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, se transportó en el ferry durante su visita a la Base Naval de Guantánamo en la bahía cubana. AP

Un alto oficial de la Marina de Estados Unidos afirmó ayer en Miami que la cárcel en la Base Naval de Guantánamo afecta la imagen del país a nivel internacional y que debería ser cerrada.

En respuesta a la interrogante de un oficial, durante una reunión pública en las instalaciones del Comando Sur en Doral, el almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, dijo: "Sí, es cierto, quiero que [Guantánamo] sea cerrada porque la publicidad negativa sobre el tratamiento a los presos ha herido la imagen de Estados Unidos en el mundo''.

La cárcel de Guantánamo fue abierta en febrero del 2002, con la llegada de los primeros 15 prisioneros de la guerra en Afganistán. Desde entonces, ha sido utilizada para recluir a personas acusadas de terrorismo, pero los métodos de interrogación utilizados han sido frecuentemente cuestionados.

La idea fue adelantada por el almirante el domingo durante una visita a la base, pero ayer el militar reafirmó que el cierre "es un imperativo'' aunque "no tenemos un plan al respecto''.

La afirmación fue recibida en silencio por los cerca de 500 oficiales, sargentos y soldados que asistieron al encuentro con el almirante, quien asumió el cargo en octubre pasado.

Mullen realizó su primera visita al Comando Sur. El domingo estuvo en la Base de Guantánamo, ayer visitó las instalaciones de la Junta Interagencias contra el narcotráfico, que opera desde Cayo Hueso, y hoy inicia una gira de dos días por Colombia y El Salvador.

"Aunque el cierre es algo que deseo, no hay planes en ese sentido ni es algo que estamos previendo hacerlo en lo inmediato. Hay muchos detalles que tienen que ser abordados, pero hay que darle una solución a la situación jurídica de esas personas que están detenidas allí'', añadió el almirante en declaraciones a los periodistas.

Consultado por El Nuevo Herald en relación al apoyo político que el presidente venezolano, Hugo Chávez, le dio a dos movimientos guerrilleros colombianos, Mullen dijo que le preocupa el cambio de escenario que eso implica.

"Mi mayor preocupación es de un punto de vista de seguridad. Aunque no me sorprende particularmente el paso que ha dado Venezuela, no creo que ayuda a la construcción del tipo de civilidad que queremos ver en esta parte del mundo'', enfatizó el oficial de la Marina.

De hecho, añadió Mullen, "la retórica de Chávez ha sido muy negativa en relación a Estados Unidos. Y sus esfuerzos desesperados por conseguir tecnología militar son preocupaciones que he expresado'' en las conversaciones con los oficiales del Comando Sur.

Por otro lado, al abordar la situación cubana, Mullen manifestó su esperanza de que el traspaso de gobierno en curso de Fidel Castro a su hermano Raúl Castro sea tranquilo y sin grandes alteraciones.

"Estamos mirando la situación con la enfermedad de Castro. Espero que sea una transición tranquila y, en ese sentido, no prevemos una oleada migratoria. No es previsible en estos momentos'', dijo.

rferreira@herald.com

  Comentarios