Noticias

Las FARC secuestran a seis turistas

Guerrilleros de las FARC secuestraron el domingo a cinco colombianos y a Alf Onshuus Niño, un ciudadano colombo-noruego, profesor de Biología de la Universidad de Los Andes, de Bogotá.
Guerrilleros de las FARC secuestraron el domingo a cinco colombianos y a Alf Onshuus Niño, un ciudadano colombo-noruego, profesor de Biología de la Universidad de Los Andes, de Bogotá. AP

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) secuestraron a seis turistas en el departamento de Chocó y se los llevaron selva adentro, mientras Estados Unidos negó cualquier posibilidad de que la organización guerrillera deje de ser considerada como un grupo terrorista.

El secuestro de los turistas en las playas de Nuquí, en la costa del Pacífico, tuvo lugar en medio de clamores provenientes de todo el mundo para que la guerrilla acceda liberar a más secuestrados de los centenares que tiene en su poder en condiciones infrahumanas.

La Armada Nacional informó ayer a El Nuevo Herald que los guerrilleros secuestraron el domingo a cinco colombianos y a Alf Onshuus Niño, un ciudadano colombo-noruego, profesor de Biología de la Universidad de Los Andes, de Bogotá.

Los colombianos son Ana María Aldana Serrano, esposa de Onshuus Niño, bióloga y profesora de Los Andes; Hernando Martínez Rodríguez, profesor del estatal Servicio Nacional de Aprendizaje; José Arnulfo Rodríguez Barrera, comerciante; José Alejandro Torres Hoyos, estudiante universitario; y César Hoyos Benítez, dueño de un hotel en Nuquí.

En Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, rechazó el pedido del presidente venezolano, Hugo Chávez, para que la comunidad internacional deje de considerar a las FARC como un grupo terrorista.

"Me disculparán si no tomamos ese consejo'', pero las FARC "se ganaron su lugar en la lista de grupos terroristas'', afirmó el funcionario.

Agregó que no sabe de ningún cambio de actitud de las FARC que justifique retirarle la clasificación de terrorista que le adjudicaron Estados Unidos y Europa desde el 2002.

Las FARC tiene alrededor de 14,000 efectivos y se financian principalmente con el narcotráfico y el secuestro.

Con respecto al secuestro de los turistas, el capitán de marina Benjamín Calle, comandante de la Brigada Fluvial de Infantería Número 2, destacada en la zona selvática, informó que, de acuerdo con testigos, la operación fue realizada por un grupo de 10 guerrilleros del frente de guerra número 57 de las FARC, dirigido por un rebelde conocido como "Becerro''.

Al parecer, explicó Calle, el propósito de este secuestro es el de cobrar dinero por la libertad de los secuestrados, situación en la cual las FARC mantienen a más de 700 personas de acuerdo con fuentes del gobierno, aunque organizaciones no gubernamentales estiman que pueden ser hasta 3,000.

En el secuestro del domingo podría estar involucrado el lanchero de la motonave que movilizó a los secuestrados, junto con otras 13 personas, tras haber zarpado de la playa Morromico, del Golfo de Tribugá, en la que está prohibida la operación de embarcaciones. De allí fueron llevados hasta un sitio despoblado en donde cayeron en poder de las FARC.

"No cumplieron con las normas establecidas para ese movimiento'', afirmó el capitán Calle.

Por su parte, el coronel Héctor Aguas, comandante de la Segunda Brigada de Infantería de Marina, explicó que se montó un operativo de búsqueda de los secuestrados, con apoyo de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea Colombiana.

Las otras 13 personas y el lanchero fueron dejados en libertad por las FARC y luego por las autoridades militares que los interrogaron. Entre los pasajeros liberados figura el juez del poblado de Nuquí.

El comandante de la Armada Nacional, almirante Guillermo Barrera, dijo que los secuestrados fueron internados en la espesa selva pacífica colombiana y confió en que las FARC, presionadas por las tropas regulares, liberen pronto a estas seis personas o que las fuerzas militares logren rescatarlas.

Las FARC liberaron la semana pasada a la ex candidata a la vicepresidencia Clara Rojas y a la ex congresista Consuelo González de Perdomo, tras haberlas retenido durante más de seis años, tiempo durante el que la primera de ellas dio a luz un niño que luego se salvó al ser abandonado en un hospital público.

Rojas y Perdomo, quien ayer llegó a Bogotá procedente de Caracas, fueron entregadas a una comisión humanitaria de la Cruz Roja Internacional y el gobierno de Venezuela.

En una actitud que en Colombia ha sido entendida como de claro respaldo a las FARC, Chávez dijo que si el grupo es reconocido como una fuerza política y beligerante podría iniciarse un proceso de paz, lo que fue rechazado terminantemente por Bogotá.

Tres congresistas de Estados Unidos que visitan Colombia, dijeron mientras tanto que están dispuestos a reunirse con las FARC para buscar la liberación de tres de sus conciudadanos secuestrados desde hace cinco años.

Sin embargo, "las FARC tendrían que indicar que quieren una reunión (...) Nosotros hemos dicho que estaríamos dispuestos a reunirnos con ellos bajo la condición de que algo concreto resultara de dicha reunión, no estamos interesados en ser utilizados con fines de propaganda, ni en fotografías. Lo que realmente nos interesa es que haya un acuerdo humanitario'', dijo Jim McGovern congresista demócrata del estado de Massachusetts.

  Comentarios