Noticias

Votación masiva en primarias de la Florida

Michael Shelley and su novia Sara Weatherly salen de la biblioteca de Coral Gables tras participar en las votaciones tempranas en Miami.
Michael Shelley and su novia Sara Weatherly salen de la biblioteca de Coral Gables tras participar en las votaciones tempranas en Miami. THE MIAMI HERALD

Casi un millón de floridanos ya votaron en la primaria estatal, en persona o por boleta de ausente, una señal de que adelantar la fecha de la primaria presidencial probablemente generará una asistencia récord a las urnas el martes.

La última vez que hubo una primaria presidencial disputada tanto en el bando republicano como demócrata, sólo 19 por ciento --unos 1.34 millones-- de electores votaron. Pero las cifras que reportan ambos partidos políticos muestran que más de 988,000 personas habían votado ayer.

Y miles más votaron el domingo por la tarde en los siete condados de la Florida, entre ellos Miami-Dade y Broward, que todavía recibían votos anticipados. Las colas para votar en algunos lugares del sur de la Florida rodeaban edificios y ocupaban grandes tramos de aceras.

El aumento en la cifra de votantes, un gran contraste con la primaria presidencial del 2000, coincide con la decisión de la Legislatura de la Florida de adelantar la primaria de marzo al 29 de enero, así como lo caldeado de las campañas en ambos partidos.

"Creo que la decisión de la Legislatura de adelantar las primarias ha sido vindicada por la abrumadora participación de los electores que hemos visto'', dijo el representante David Rivera, republicano por Miami y patrocinador del proyecto de ley para cambiar la fecha. "Finalmente la Florida es relevante en el proceso de nominación presidencial y los electores responden a esa nueva relevancia''.

Lester Sola, supervisor de Elecciones de Miami-Dade, dijo que entre los votos anticipados y las boletas de ausente, la participación ya es igual a la de toda la primaria del 2000. Casi 10,000 personas votaron el lunes por la tarde y Sola dijo que eso indica que el martes podría haber un alto índice de votación.

"Esperamos tener un día fuerte'', dijo Sola.

En la Florida hay 10.2 millones de electores inscritos. De los que ya habían votado ayer, casi 474,000 son republicanos y 405,000 demócratas. Unos 109,000 electores adicionales --inscritos en otros partidos o independientes-- también votaron sobre la enmienda a los impuestos a la propiedad.

La ventaja republicana no es sorprendente, dado que los candidatos de ese partido han realizado numerosas visitas al estado y han emitido publicidad política por televisión. Pero la presencia demócrata se ha visto fortalecida por una campaña de boletas de ausente y por sindicatos que apoyan a Hillary Clinton y que han enviado correspondencia a sus miembros alentándolos a votar.

El Comité Nacional Demócrata retiró a la Florida sus 210 delegados por adelantar la fecha de la primaria, pero ello no ha afectado el entusiasmo de los electores.

En Miami Beach, Patricia Jungman, de 49 años, y su hijo de 21, Andrew, votaron ayer en la primaria demócrata. Patricia votó por Hillary Clinton. Andrew dijo que apoya a Barack Obama pero que votó por John Edwards para "mantenerlo en la campaña''.

"Mientras más opciones tengamos más tendrán que competir'', dijo. "Cuando son sólo Barack y Hillary es una batalla campal, pero entonces ahí está Edwards por ahí manteniendo la calma''.

En la Biblioteca Regional Southwest en Pembroke Pines, la cola salía del amplio edificio y llegaba hasta el estacionamiento a media tarde. Letreros a favor de Mitt Romney llenaban los jardines y numerosos electores tuvieron que esperar mucho rato para encontrar espacio en el estacionamiento.

El panorama en la Biblioteca de Davie/Cooper City era menos intensa, pero los electores que trabajan los días de semana fueron a votar para evitarse el tumulto del martes.

La elección de este año no sólo pasará a la historia por la cantidad de votantes, sino que también marcará la última vez que los electores usen las máquinas de votar de pantalla táctil en una elección a nivel estatal. Este otoño sólo los discapacitados podrán usar esas máquinas.

Catorce condados --entre ellos Miami-Dade y Broward-- usarán máquinas estilo cajero automático el martes, y entonces cambiarán a máquinas de lectores ópticos que usan boletas de papel. Más adelante este año, el estado tomará el control de casi 28,000 máquinas de pantalla táctil, entre ellas casi 10,000 en Broward y Miami-Dade.

Aunque anteriormente este mes se reportaron problemas con las máquinas de pantalla táctil en Carolina del Sur, los supervisores de elecciones de la Florida afirman que aquí sólo se ha informado de problemas menores.

El secretario de Estado de la Florida, Kurt Browning, dijo que no había tiempo suficiente para que los condados se cambiaran a máquinas de lector óptico a tiempo para la primaria del martes, pero agregó que seguía confiando en que las elecciones en la Florida no tendrían problemas.

Los redactores Rich Bard, Natalie P. McNeal y Jonnelle Marte, de The Miami Herald, contribuyeron a esta información.

gfineout@MiamiHerald.com

  Comentarios