Noticias

Muchos deciden evitar los viajes por avión

Frustrados por las demoras, cancelaciones de vuelos, inseguridad, precios altos y dificultades en los aero-puertos, con pérdidas de equipajes, los estadounidenses están abandonando masivamente los viajes por avión, según una encuesta dada a conocer ayer.

"Los resultados del sondeo muestran que 41 millones de pasajeros desistieron de viajar en los últimos 12 meses... debido a lo engorroso que resulta volar'', dijo Roger Dow, presidente de la Travel Industry Association (TIA), que encargó la encuesta.

"Eso representa 100,000 pasajes por día y el costo sobre la economía estadounidense está llegando a los $26,500 millones'', indicó.

Las principales razones aducidas por los 1,003 adultos entrevistados por teléfono a comienzos de mayo fueron ‘‘controles de seguridad insuficientes y cancelaciones y demoras de vuelos'', indicó Allan Rivlin, socio de Peter D. Hart Research Associates, quien dirigió la encuesta junto al Winston Group.

Por otro lado, el transporte público en EEUU, poco usado en un país donde el automóvil es rey y cerca de una de cada ocho personas acude al trabajo manejando, fue tomado por asalto tras la fuerte alza del precio de la gasolina.

En todas las urbes del país el uso de metros, trenes y autobuses ve un alza espectacular, luego de que el precio de la gasolina pasara de $3 el galón en enero a cerca de $4 a fines de mayo.

Según la Oficina del Censo, aunque el uso del transporte público aumentó 30 por ciento en los últimos 12 años, el 76 por ciento de los estadounidenses va solo en su auto al trabajo, mientras que 11 por ciento viaja en grupo (car-pool) y cinco por ciento toma el metro o el tren.

Pero desde principios de año se disparó el uso del transporte público en ciudades como Seattle (Washing-ton), Dallas (Texas) o San Francisco (California). En Nueva York, el centenario metro, ya saturado con sus cinco millones de viajeros diarios, experimentó un aumento del tráfico de pasajeros de más de 5 por ciento desde enero. En Los Angeles, los ciudadanos redescubren su transporte subterráneo que acoge 14 por ciento más viajeros desde hace tres meses, se indicó.

En la región de Washington, D.C., el metro concebido hace 32 años transporta en estos últimos meses hasta más de 800,000 personas diariamente, a pesar de un fuerte aumento en sus tarifas. Este volumen de pasajeros se dio en los últimos años únicamente durante la celebración de grandes manifestaciones o eventos deportivos.

La dirección del metro capitalino incluso prepara un plan de emergencia en caso de que el precio de la gasolina llegue a $5 el galón.

"Si la gasolina llega a $5, o incluso a $6, ¿cómo afectará esto a nuestra capacidad de transporte? Llegará un momento en que veamos una ola masiva de viajeros abandonar el auto para usar los transportes [públicos] debido al precio'', advirtió la semana pasada el director del metro de Washington, John Catoe.

"Podríamos exigir a los funcionarios que trabajen siguiendo un horario más flexible'', para utilizar el transporte en horas de poca actividad, propuso Catoe, quien también pidió la construcción de carriles reservados a los autobuses en la red vial. La mayoría de los estadounidenses (70 por ciento) espera que el precio del galón de gasolina supere la barra de los $5 antes de fines del verano, , y gran parte ya afirma haber reducido sus trayectos en automóvil por una cuestión de ahorro, según un sondeo del Washington Times.

  Comentarios