Noticias

Disidentes cuestionan posición de la UE

Varios disidentes cubanos se reunieron el martes con diplomáticos europeos para reiterar su "absoluta inconformidad'' con el reciente levantamiento de las sanciones que la UE había impuesto en el 2003 al gobierno de La Habana, informaron fuentes de la oposición.

La posición de la coalición Agenda para la Transición contradice la aprobación de otros grupos disidentes dentro de la isla y de sectores del exilio que abogaron por una suspensión condicionada de las sanciones a La Habana, con la opción de revisar el asunto dentro de un año.

"Esto se ha considerado entre nosotros como una claudicación de la Unión Europea (UE) ante el régimen, que en nuestra opinión no aplica los principios de reciprocidad en las relaciones'', afirma un documento entregado a los diplomáticos por dirigentes del grupo Agenda para la Transición.

Asistieron a la reunión los disidentes Félix Bonné Carcassés, Francisco Chaviano González, Guillermo Fariñas Hernández, Jorge Luis García Pérez (Antúnez), Elizardo Sánchez Santa Cruz, Vladimiro Roca Antúnez y Marta Beatriz Roque.

Los opositores aceptaron una invitación de los diplomáticos europeos para conversar sobre el fin de las sanciones diplomáticas, basado en una supuesta mejora de los derechos humanos en la isla, pero advirtieron no creen que la reunión "pueda traer resultados positivos'', porque son ‘‘escépticos'' frente a la UE.

"Se habla en principio de cambios. Ciertamente no ha habido ningún cambio significativo, sólo el amago de que se iban a hacer cambios, fue como una finta, que evidentemente consiguió engañar a alguna gente'', señala el documento de los disidentes sobre las promesas de reforma del presidente cubano, el general Raúl Castro.

"La fuerza superior del Estado y la sociedad sigue siendo la misma, estamos bajo una gerontocracia'', añaden los opositores.

Aluden al convaleciente líder cubano, Fidel Castro, de 82 años, que dejó la presidencia en febrero pasado por enfermedad, tras 49 años y 55 días en el poder, y a su hermano y sucesor Raúl, de 77.

"Lo que se ha hecho hasta el momento es levantar prohibiciones que se habían llevado a cabo de forma anticonstitucional (...) violando lo que está establecido en las propias leyes hechas por el gobierno'', afirman los disidentes sobre la derogación de normas como la que prohibía a los cubanos entrar a los hoteles.

Añaden que desde junio, cuando se levantaron las sanciones, "han arreciado las medidas represivas contra el pueblo, la sociedad en general'', y no solo contra los opositores.

Sin embargo, el Arco Progresista --un grupo opositor moderado-- cree que la decisión de la UE ‘‘está en sintonía con las circunstancias actuales en las que está Cuba, en una tendencia a los cambios que sólo puede ser favorecida con el diálogo desde el exterior''.

"La decisión de la UE elimina todos los pretextos que ha mantenido el gobierno cubano para no dar ningún paso y coloca el balón en su cancha'', afirmó el líder del Arco, Manuel Cuesta Morúa.

Algunos miembros de la comunidad exiliada respaldan la suspensión temporal de sanciones.

"Contrario al sentimiento de frustración que dejó en sectores de la disidencia interna y el exilio la decisión de la UE, el texto de las Conclusiones del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de ese bloque es más fuerte y efectivo que cualquiera de las medidas cosméticas anteriores, las cuales habían sido ya temporalmente eliminadas'', consideró el ingeniero Eduardo Pérez Bengochea, residente en Puerto Rico.

El período de gracia para Cuba pudiera reducirse a menos de un año, pues del 1 de enero al 30 de junio del 2009 tomará la presidencia de la UE la República Checa, país con una posición frontal respecto al régimen cubano.

El documento de la Agenda para la Transición advierte de que, "dadas las presiones que tiene el gobierno en estos momentos'', es posible que "se cree una oposición de colorete o de trapo, como dicen algunos, y que se reconozca por parte del gobierno, para dar señales de tolerancia''.

Las sanciones diplomáticas, apenas simbólicas, fueron adoptadas por la UE en 2003, a raíz de una oleada represiva que llevó a la cárcel a 75 disidentes, y la Agenda recuerda que la mayoría siguen presos.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios