Noticias

Fantasmas electorales recorren la Florida

Los fantasmas de elecciones pasadas emergieron el viernes en la Florida, cuando Al Gore hizo campaña por Barack Obama y el equipo de John McCain se comprometió a igualar el gasto en publicidad en que incurrió el presidente George W. Bush en el estado y aseguró que repetirá el éxito que el mandatario tuvo con las boletas ausentes.

En el último fin de semana antes de las elecciones, la Florida seguía en juego como uno de los estados clave en la carrera presidencial. Ambas campañas han centrado su estrategia en tratar de evitar los errores del 2000 --cuando Gore perdió ante Bush por 537 votos-- y del 2004, cuando Bush arrasó con John Kerry a pesar de los esfuerzos para el registro de votantes de parte de los demócratas.

McCain --quien tiene programado visitar Miami mañana-- tratará de mantener la fidelidad de los votantes hispanos de Miami-Dade y convencer a los electores indecisos a lo largo del llamado corredor de la Interestatal 4, en el centro del estado. Obama se ha concentrado en la afluencia a las urnas: asegurándose de que los nuevos 675,000 votantes demócratas y los 1,6 millones de demócratas que no votaron en el 2004, acudan esta vez a emitir su sufragio.

"Obviamente van a ser cuatro días feroces aquí'', dijo ayer David Plouffe, el gerente de campaña de Obama. ‘‘Tenemos muchos votantes a los que convencer para que salgan... Y todavía hay un buen número de votantes indecisos''.

En el 2004, destacó Plouffe, los republicanos se impusieron en las votaciones anticipadas y en las boletas ausentes. Este año, afirmó, Obama lleva la ventaja. Dijo que los demócratas tenían una ventaja cercana a 200,000 personas tanto en votos adelantados como en boletas ausentes hasta el jueves por la noche.

La campaña de McCain respondió que las solicitudes de boletas ausentes de parte de los republicanos superaron a las de los demócratas, lo que podría darle a su partido un impulso cuando los votos sean contados.

Las compras sin precedentes de publicidad en televisión esta semana, las multitudes ‘‘electrificantes'' que ha atraído la gobernadora Sarah Palin y un sólido trabajo de campo, han sentado las condiciones para "uno de los mayores regresos victoriosos desde que John McCain ganó las primarias'', dijo Rick Davis, el gerente de campaña del senador por Arizona.

Pero una encuesta publicada ayer mostró que McCain podría estar por detrás de las cifras que Bush consiguió entre los votantes hispanos de la Florida en el 2004. La encuesta a boca de urna entre más de 8,600 votantes, realizada por la firma Bendixen & Associates cercana a los demócratas, mostró que McCain obtuvo el 69 por ciento de los votantes de Miami-Dade nacidos en Cuba, en comparación con el 78 por ciento que obtuvo Bush.

La encuesta no incluye los resultados de las boletas ausentes, que suelen favorecer a los republicanos, pero muestra a McCain con ventaja de 53 a 47 por ciento entre los hispanos en general. Los cubanos, venezolanos y nicaragüenses favorecen al candidato republicano, mientras que los votantes nacidos en Colombia, Argentina, Perú, México, Honduras, la República Dominicana y Puerto Rico, se inclinan por Obama.

Para fortalecer su posición, McCain le pidió al ex gobernador Jeb Bush que grabara un mensaje en español que será transmitido este fin de semana en la radio y mañana participará en un acto en la Universidad de Miami con cantantes cubano americanos.

McCain regresará mañana a Miami antes de iniciar una gira por siete estados.

Mientras tanto, Obama sigue concentrándose en tratar de asegurar que los nuevos votantes que su campaña ayudó a registrar, así como lo que llaman votantes ‘‘esporádicos'', se presenten a las urnas el martes.

Hillary Clinton hará campaña hoy en Orlando y Miami. El senador Joe Biden se presentará en Tallahassee, Gainesville y Daytona Beach, mientras Obama se presentará el lunes en Jacksonville.

Durante dos actos en West Palm Beach y Pompano Beach ayer, Gore les recordó a los votantes la importancia de cada voto, tras haber perdido la elección en la Florida hace ocho años.

"No dejen que nadie les quite su voto o que los convenzan de los contrario'', dijo el ex vicepresidente. ‘‘Salgan y voten temprano en Florida. Voten temprano. Lleven otras personas con ustedes a las urnas. Asegúrense de que cada voto sea emitido''.

meklas@MiamiHerald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios