Noticias

Segolene Royal apunta a la dirección del Partido Socialista

Segolene Royal habla a la prensa a su llegada al Senado francés.
Segolene Royal habla a la prensa a su llegada al Senado francés. AFP/Getty Images

La ex candidata presidencial Segolene Royal, una mujer enérgica y a menudo sorprendente, se lanzará, salvo sorpresas de último minuto, al asalto de la dirección del Partido Socialista francés, a dos días de un congreso que amenaza con sumir de nuevo a la oposición en el descrédito.

Desmintiendo todas las predicciones, alrededor del 30 por ciento de los militantes aprobó el proyecto político de Segolene Royal, que fue sometido a voto con vistas al congreso del PS en Reims (noroeste).

Su moción superó a las de sus rivales: el alcalde de París Bertrand Delanoe, la alcaldesa de Lille (norte) Martine Aubry y el representante del ala izquierdista, Benot Hamon.

Sobre la base de este resultado, todo parece indicar que la ex candidata socialista a las presidenciales de 2007 está dispuesta a postularse al cargo de primer secretario del PS, un puesto que su ex compañero y padre de sus cuatro hijos FranÇois Hollande ocupa desde hace once años.

Sus partidarios alegan que sus ambiciones son legítimas y algunos de sus adversarios en la contienda por la jefatura del partido la dan ya como vencedora.

"Me parece que esta candidatura es legítima y se impone'', declaró a la televisión francesa el eurodiputado Vincent Peillon, brazo derecho de la ex candidata al Elíseo.

"Imaginemos que Bertrand Delanoe hubiese llegado en cabeza de los votos, o Martine Aubry, nadie habría cuestionado su candidatura (...) es lo mismo con Segolene Royal, pero es a ella a quien corresponde anunciarla'', agregó.

De su lado, el senador Jean-Luc Melenchon, quien abandonó el PS tras el voto de los distintos proyectos para fundar uno nuevo, estimó que Segolene Royal "ya ganó el congreso'' (socialista) de Reims, que tiene lugar el próximo fin de semana.

"Será sin duda legítimamente primera secretaria de este partido'', agregó el senador, que formará un nuevo "partido de izquierda''.

Por el momento, Segolene Royal intenta formar una mayoría que integre a las diferentes corrientes del socialismo francés, para ser ratificada durante el congreso.

Con este fin participa personalmente en las conversaciones con los líderes de las diferentes corrientes sobre la base de un "documento de trabajo abierto''.

No obstante, nada garantiza el éxito de su propuesta y cabe la posibilidad de un frente anti-Segolene Royal en el seno del PS.

Frente a los directivos del partido que ponen en entredicho su capacidad para gobernar y su reciente cambio de estilo, con un mitin-concierto en un acto multitudinario en París que consideran poco serio, Segolene Royal sigue sacando partido a la dinámica que generó su campaña presidencial.

Una dinámica que parece mantenerse justamente por el estilo iconoclasta de la ex candidata y sobre todo por su clara y enconada oposición al presidente conservador Nicolas Sarkozy.

En tales condiciones, un frente unido podría ahondar la separación entre militantes y jefatura del PS y marcar el inicio de una desarticulación irreversible.

  Comentarios