Noticias

Buscan endurecer leyes del mercado inmobiliario

Una casa en ejecución hipotecaria en Miami, donde el valor de las viviendas y los negocios sigue cayendo.
Una casa en ejecución hipotecaria en Miami, donde el valor de las viviendas y los negocios sigue cayendo. Getty Images

Después de meses de fuertes críticas por permitir que delincuentes y estafadores se aprovecharan de los compradores de casas de la Florida, las autoridades normativas del estado han propuesto cambios drásticos en las leyes estatales, lo que convertiría al estado en uno de los mercados hipotecarios más severamente regulados de todo el país.

Las cláusulas propuestas exigen verificaciones anuales de antecedentes penales para toda persona que venda hipotecas en la Florida, una prohibición de los tipos de préstamos más peligrosos y revivir un fondo estatal que solía compensar a las víctimas de fraude hipotecario.

El fondo le daría hasta $50,000 a las personas que puedan demostrar que fueron estafadas por corredores de hipotecas inescrupulosos. Hace más de 10 años, las autoridades normativas eliminaron sin mucho ruido un fondo similar y luego utilizaron el dinero para pagar los gastos de operaciones, como salarios y conferencias en hoteles de cinco estrellas, informó en septiembre The Miami Herald.

Terry Straub, director de finanzas de la Oficina de Regulación Financiera, que tuvo a su cargo la redacción del nuevo proyecto de ley, dijo que restaurar el fondo es "una medida justa que debe tomarse''.

Las medidas se agregarían a un examen regulatorio que se inició en septiembre después que una investigación de The Miami Herald concluyó que la agencia permitió que más de 10,000 personas con antecedentes penales trabajaran en el sector hipotecario entre el 2000 y el 2007.

El Gabinete estatal impuso reglas de emergencia, entre ellas una prohibición de por vida a cualquier persona que fuera hallada culpable de un delito que tuviera que ver con fraude o fechoría financiera.

Las últimas propuestas --que hacen más difíciles de revocar las reglas de emergencia se debatirán cuando la sesión legislativa comience en marzo. Hasta el momento, muchos de los cambios ya cuentan con el respaldo de importantes líderes.

"Estamos buscando una mentalidad que sea más legal'', dijo Alex Sink, directora del Departamento de Finanzas de la Florida, quien se sumó al gobernador Charlie Crist para obligar a renunciar al principal regulador hipotecario del estado tras el reportaje del periódico.

The Miami Herald concluyó que miles de personas pasaron los chequeos de antecedentes penales a pesar de haber cometido delitos estatales que les exigían específicamente a las autoridades normativas que investigaran a fondo. Entre estos delitos se encontraban fraude, robo de banco, pandillerismo y extorsión.

Además, a más de la mitad de los delincuentes que vendían hipotecas durante el auge inmobiliario --5,306-- no se les verificó los antecedentes penales. En realidad, el estado se negó durante años a otorgarles licencia y a verificarlos, a pesar de innumerables peticiones de los líderes de la industria.

En su nueva legislación, las autoridades normativas estatales buscan verificar exhaustivamente y luego dar licencias a los solicitantes.

Las propuestas --que van más allá de una ley federal de hipotecas que se aprobó el verano pasado-- también exigirían hacer nuevas verificaciones nacionales de antecedentes penales todos los años, cuando se renueven las licencias.

Bajo la actual ley estatal, los corredores de hipotecas sólo son investigados cuando solicitan la licencia por primera vez. La licencia les puede ser revocada si luego son hallados culpables de un delito, pero el estado depende de los corredores para que les informen de sus propios arrestos.

"La nueva ley nos daría la oportunidad de verificar los antecedentes penales de todo el mundo una vez al año'', dijo Straub.

El reportaje del Herald halló 564 corredores que fueron hallados culpables de delitos después de obtener sus licencias, entre ellos por lo menos 20 condenados por fraude hipotecario. A todos se les permitió seguir vendiendo préstamos para hipotecas.

La investigación del Herald también reveló cómo las autoridades normativas eliminaron en los años 90 el fondo de compensación de las víctimas, casi sin debate público, a pesar de las advertencias de que el fraude hipotecario estaba aumentando.

Desde entonces, la tasa de fraude de la Florida ha subido hasta convertirse en la más alta del país, y una de cada cuatro solicitudes fraudulentas de préstamos del país se hace en la península floridana, de acuerdo con el Mortgage Asset Research Institute.

El viejo fondo de las víctimas era financiado por una parte de los costos de licencia de los corredores de hipotecas.

Las autoridades normativas han seguido recaudando el dinero, pero no han compensado ni a una sola víctima desde 1997, concluyó el trabajo hecho por el diario.

El nuevo proyecto de ley propone la creación de un Fondo de Garantía de Correduría de Hipotecas que le pagaría a las víctimas si demandan con éxito a su corredor de hipotecas, pero no pueden cobrar porque el corredor se volvió insolvente.

Cada prestatario sería elegible de recibir hasta $50,000. Si hay varias reclamaciones en contra del mismo corredor, entonces los pagos alcanzarían los $250,000.

Bajo la nueva ley federal, a todos los estados se les exigiría tener un programa para ayudar a compensar a las víctimas de fraude hipotecario. Sin embargo, hay varias opciones, entre ellas exigir a los corredores que compren seguro para cubrir el fraude y hacer que los corredores demuestren que cuentan con una cifra mínima de activos.

Los expertos dicen que los fondos de garantía son los más estrictos y confiables, ya que recaudan dinero de los corredores cuando éstos pagan por obtener la licencia.

David Bruns, portavoz de la Asociación de Retirados de Estados Unidos (AARP), uno de los grupos de usuarios más grandes del estado, dijo que luchará por un fondo para las víctimas.

"Esto nos parece un problema crítico'', dijo Bruns. "La realidad es que la crisis hipotecaria y el fraude hipotecario sigue siendo un problema grave en la Florida. Si algo ha ocurrido, es que el problema ha empeorado''.

Sin embargo, Ritch Workman, presidente de la Asociación de Corredores de Hipotecas de la Florida, que en noviembre ganó un escaño en la Cámara de la Florida, está enfrascado en un compromiso de campaña para batallar por el fondo.

Por su parte, Sink dijo que respalda la creación de un fondo para las víctimas, aunque nada podría "compensar a las víctimas por la enorme cantidad de fraude que hemos tenido en nuestro sistema'', expresó Sink.

Las últimas propuestas del estado también tienen un lenguaje que podría prohibirles a los corredores de hipotecas vender algunos de los tipos de préstamos más riesgosos, una práctica que se volvió común durante el boom inmobiliario.

A los corredores se les prohibiría vender préstamos hipotecarios a menor costo con penalidades incluidas para evitar que los prestatarios refinancien, y los préstamos donde el prestatario en realidad le debe al prestamista más dinero a medida que pasan los meses.

Thomas Morcom, que representa a la Asociación de Corredores de Hipotecas de la Florida, dijo que prohibir ciertos tipos de préstamos podría ser algo que encuentre oposición dado que la ley no contempla bancos financiados con fondos federales.

"Eso no limitaría esos productos'', dijo Morcom. "En su lugar, sólo limitaría la opción de los consumidores para obtener estos productos''.

Si bien las propuestas no se considerarán hasta marzo, Straub, quien ayudó a redactar el proyecto de ley, le advirtió a la industria que un cambio drástico viene en camino.

"Todo con el que hemos hablado ha indicado que comprende la necesidad de hacer estas cosas'', dijo Straub. "Hace 30 años, la industria era diferente y estos cambios no hacían falta. Pero ahora sí hay necesidad de hacerlos''.

jdolan@MiamiHerald.com

  Comentarios