Noticias

Obama y Medvedev van a crucial reunión

La primera reunión entre el presidente Barack Obama y su contraparte ruso este miércoles en Londres pondrá a prueba las aseveraciones de ambas potencias, que aún se apuntan mutuamente con miles de armas nucleares, de que desean reparar unas relaciones que han estado en su punto más helado desde la Guerra Fría.

Ambos países enfrentan una serie de asuntos urgentes --desde el control de armas y el programa nuclear de Irán hasta la guerra en Afganistán y la crisis económica global-- sobre los cuales han declarado que están listos a hacer a un lado las tensiones y trabajar juntos.

"Las áreas posibles de cooperación abundan'', escribió el martes el presidente ruso Dimitri Medvedev en una columna de opinión en el diario The Washington Post. "Ni Rusia ni Estados Unidos pueden tolerar la falta de dirección y la indiferencia en nuestras relaciones''.

Medvedev indicó que estaba de acuerdo con Obama en que la prioridad inmediata es reanudar el proceso de desarme que se estancó bajo el gobierno de George W, Bush. Se espera que revivan ese esfuerzo acordando iniciar conversaciones sobre un acuerdo que reemplace el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas de 1991, o START I, pacto que expira en diciembre.

Un nuevo acuerdo podría ordenar más reducciones en los arsenales de EEUU y Rusia, que ahora están limitados a entre 1,700 y 2,200 ojivas nucleares, como paso hacia unas reducciones más profundas. También preservará aspectos clave del sistema de inspección y monitoreo del START I, por el cual cada país se asegura de que el otro se apegue a sus acuerdos de control de armas.

También se espera que Obama y Medvedev, que se reúnen la víspera de una cumbre del G-20, emitan una declaración conjunta que delinee los esfuerzos para encontrar un terreno común sobre la no proliferación, Irán , la cooperación ecomómica, la insurgencia respaldada por Al Qaida en Afganistán y otros asuntos.

"Obviamente la atmósfera en torno a nuestra relación con Rusia ha mejorado en forma notable en las últimas semanas'', dijo el sábado Denis McDonough, subasesor de seguridad nacional. "Pero el encuentro de [este miércoles] será una oportunidad para que concretemos eso mucho más''.

Lograr progreso podría ser difícil.

Por ejemplo, Rusia y EEUU se oponen a la adquisición por Irán de armas nucleares. Moscú, sin embargo, cree que la amenaza es menos terrible de lo que piensa EEUU, y ha utilizado su veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para diluir las sanciones contra Teherán.

Rusia respaldó la invasión de Afganistán por EEUU y no quiere ver un regreso del Talibán. Mientras que le ha permitido a la OTAN que envíe suministros a través de su territorio a las fuerzas encabezadas por EEUU, en Afganistán, no obstante, se cree que Moscú ha alentado a la república de Kirguistán en el Asia central a ordenar el cierre de una vital base estadaounidense. Las diferencias sobre asuntos clave podrían persistir, amenazando retrasar o limitar el mejoramiento en los lazos.

"Para ser realistas, entendemos demasiado bien las contradicciones que nos dividen y no nos hacemos de ilusiones de que puedan quedar atrás fácilmente'', dijo Sergei Prikodko, asesor de política exterior de Medvedev.

  Comentarios