Noticias

Nuevo golpe a ETA con arresto de supuestos jefes de información de la banda

Francia dio hoy un nuevo golpe a ETA con la detención de dos supuestos jefes de información de la banda, Javier Arruabarrena y Ohiana Garmendia, y con la incautación de importante material y documentación en su apartamento, en las proximidades de París.

Los dos arrestados acompañaron a los investigadores franceses durante el registro del domicilio en el que fueron capturados hacia las 06.00 hora local (04.00 GMT), en la localidad de Charenton-le-Pont, a unos 20 kilómetros al sureste de París.

Fuentes de la investigación dijeron a Efe que, tras varias horas de registro en la vivienda de los detenidos, se ha podido constatar que "no tenían armas'' en su domicilio.

Lo que sí se han incautado las fuerzas de seguridad en la vivienda de los dos presuntos etarras es de "documentación falsa'', así como material informático que ahora será detalladamente investigado por los expertos.

En el momento de la detención, llevada a cabo por agentes de la Policía Judicial francesa auxiliados por efectivos de la brigada especial de intervenciones, Arruabarrena y Garmendia no iban armados, pero sí llevaban documentos de identidad falsos, añadieron las fuentes.

Una vez concluidos los registros, Javier Arruabarrena Carlos y Ohiana Garmendia Marín fueron trasladados a la sede de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial (SDAT), a las afueras de París, donde están siendo interrogados antes de pasar a disposición judicial.

Allí podrán permanecer durante 96 horas desde el momento de la detención, el plazo máximo que pueden estar en manos de la Policía antes de comparecer ante un juez.

Javier Arruabarrena, de 37 años, es natural de Elorrio (Vizcaya) y Ohiana Garmendia, quien mañana cumplirá los 33, de Santurce, también en la provincia de Vizcaya.

Según fuentes de la lucha antiterrorista española, él era el encargado de recopilar datos sobre posibles objetivos de la organización, y ella era su lugarteniente en la misma estructura de la banda.

A Arruabarrena, quien se encontraba huido, se le vincula con el comando Vizcaya entre los años 1999 y 2000, al que se atribuye, entre otras acciones, la colocación de un coche bomba contra una patrulla de la Guardia Civil en Bilbao, que no se consumó al no pasar el convoy por el lugar previsto.

Fue juzgado en rebeldía en Francia el 22 de octubre de 2008 y condenado a cinco años por formar parte de los grupos de reserva de ETA.

Ohiana Garmendia fue también juzgada en rebeldía el 15 de junio de 2007 en Francia y condenada a cuatro años de prisión por reclutar activistas en 2002 para ETA en España.

Su nombre apareció junto al de otros supuestos etarras en los papeles incautados en el apartamento de Ibon Fernández Iradi, "Susper'', en Tardes (Francia) a finales de 2002.

Su rostro también figuraba en la lista de los etarras más buscados dentro de la página web de la Guardia Civil española.

Estas detenciones se producen un día después de que la Policía francesa arrestara, también en colaboración con las fuerzas de seguridad españolas, al presunto miembro de ETA Mikel Barrios Santamaría, quien horas más tarde quedó en libertad a la espera de que la Justicia gala dictamine sobre su entrega a España.

Con estos dos arrestos, se eleva a dieciocho el número de presuntos etarras detenidos en territorio francés en lo que va de año.

El golpe más fuerte a ETA en 2009 se produjo el pasado 18 de abril con el arresto en Montauriol del presunto jefe militar Jurdan Martitegi junto a sus compañeros Alexander Uriarte y Gorka Azpitarte.

El número total de detenidos por su supuesta vinculación con ETA a lo largo de 2009 asciende a 47, ya que a los 18 arrestos de Francia hay que sumar los 27 practicados en España, uno en el Reino Unido y otro en Venezuela.

  Comentarios