Noticias

España aprueba nueva ley de Asilo que protege a mujeres, niños y homosexuales

El Congreso de los Diputados, la cámara baja del Parlamento español, aprobó hoy una nueva Ley de Asilo que ofrece más garantías y refuerza la protección de mujeres, niños, discapacitados y homosexuales, pero que no contempla su aplicación a ciudadanos de la Unión Europa (UE).

El texto de la nueva Ley reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria en España recupera la posibilidad de pedirlo en embajadas y consulados, y garantiza la presencia de representantes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en todas las etapas del proceso de solicitud.

El texto de la nueva Ley fue pactado por el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el conservador Partido Popular (PP) y los nacionalistas catalanes de Convergencia y Unió (CiU).

Todos los grupos parlamentarios coincidieron en destacar que la nueva Ley mejora las garantías y el procedimiento y acorta los plazos de concesión del asilo, además de garantizar la confidencialidad en todo el proceso.

También incorpora las cuestiones de género e identidad y orientación sexual como motivos para solicitar asilo.

Entre las novedades que incluye está la desaparición del procedimiento abreviado, y la incorporación de un procedimiento "de urgencia'' que cuenta "con las mismas garantías'' que el ordinario, incluida la posibilidad de que ACNUR presente un segundo informe en los casos en que se deniegue la petición de asilo.

Algunos partidos, como la coalición Izquierda Unida y los nacionalistas catalanes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), además de las organizaciones no gubernamentales que trabajan en defensa de los refugiados, cuestionan que la nueva Ley niegue el derecho de los ciudadanos europeos comunitarios a pedir asilo.

También el Partido Nacionalista Vasco (PNV) criticó este punto por considerar que la UE está formada por 27 países cuyos ordenamientos jurídicos no son igual de garantistas ni defienden con igual celo los derechos de los ciudadanos.

Sin embargo, PSOE, PP y CiU coincidieron en destacar las mejoras introducidas en el texto, como la posibilidad de un re-examen de las solicitudes denegadas, el procedimiento de urgencia o el permiso de trabajo y reagrupación familiar.

Pese a su colaboración con los diputados, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y Amnistía Internacional (AI) no se han dado por satisfechos.

Así, han enviado una carta a todos los grupos parlamentarios en la que les piden que no desaprovechen la "oportunidad de mostrar su compromiso real y efectivo con el derecho de asilo y con sus obligaciones internacionales en materia de Derechos Humanos''.

Estas organizaciones criticaron que la nueva ley "convierta el asilo en una víctima de las políticas comunitarias obsesionadas con el cierre de fronteras''.

En concreto, CEAR y AI lamentaron la exclusión del derecho a solicitar asilo de los ciudadanos europeos comunitarios o el aumento de las causas de exclusión con "fórmulas jurídicamente imprecisas'' y la ampliación de plazos de detención en la frontera.

El ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, agradeció a todos su ‘‘buen trabajo'' y reconoció que el texto reformado "es mejor que el que propuso el Gobierno''.

  Comentarios