Noticias

Hábil banda roba dos gasolineras

El reparto incluye a: un empleado lector de contadores de FPL, un hombre que hablaba muy alto por su celular, otro con una capa de agua en una temperatura de 80 grados, otra persona que necesitaba saber cómo calentar algo en un microondas y una mujer que lucía nerviosa con gafas de sol.

Todos muy bien caracterizados, entran a una estación de gasolina, actúan sus partes, y tres minutos después se van con miles de dólares de la caja.

Siguiendo el mismo guión exactamente, los cinco ladrones se robaron $25,000 de dos estaciones de BP de Miami-Dade sin usar un arma, según dijeron las dueñas de las gasolineras.

"Ese día estaban preparados'', indicó Linda Proctor, dueña de la gasolinera BP en el 595 NW 95 calle en Miami-Dade, que fue víctima del truco el 14 de septiembre.

"Me llevaron los depósitos de tres días'', declaró.

A eso de las 10:30 a.m. ese lunes, Proctor estaba trabajando en la estación cuando un hombre con un casco de construcción que llevaba una libreta de tomar notas pidió hablar con ella. Le dijo que trabajaba para FPL y necesitaba que ella abriera una entrada que estaba fuera del local, para poder leer el medidor.

Proctor, que ha revisado videos de vigilancia varias veces desde lo ocurrido, dijo que una vez que ella salió del garaje, los otros cuatro cómplices entraron en acción. Dos de ellos distrajeron a la cajera con peticiones extrañas, la mujer actuaba como vigilante y el hombre que usaba capa de agua fue tranquilamente hasta la oficina del fondo, donde estaban todos los ingresos del fin de semana anterior.

El video de vigilancia muestra al indi

viduo mientras saca un destornillador de su capa, abre el cerrojo de la oficina y sale de allí unos segundos después. Poco después de que salió, la mujer y los dos hombres se fueron sin comprar nada.

Cuando Proctor regresó a la oficina, notó que faltaban más de $18,000 en efectivo. Miró hacia afuera y el hombre que supuestamente venía a leer el medidor ya se había ido también.

Natalie Madrid, propietaria de una estación BP en el 6812 de Biscayne Boulevard, dijo que las mismas personas usaron la estratagema en su gasolinera una semana antes.

El 7 de septiembre Madrid salió de la tienda del garaje atraída por un hombre que le dijo que trabajaba para la FPL. El hombre llevaba una camisa de FPL, una libreta y papeles que lucían auténticos; incluso tenían escrita la dirección del lugar. Mientras Madrid se hallaba fuera atendiéndolo, alguien estaba dentro robándose el dinero de la oficina.

Los dos robos ocurrieron un lunes por la mañana, algo que Madrid le atribuyó al hecho de que la mayoría de las gasolineras no pueden depositar dinero los fines de semana. La policía de Miami-Dade está investigando ambos robos.

Ambas propietarias dijeron que han tomado precauciones para impedir que ocurra lo mismo en el futuro. Madrid afirmó que de ahora en adelante revisará la identificación de cualquiera que diga representar a FPL.

Proctor, que cree que uno de los ladrones estuvo vigilando el lugar durante dos semanas, indicó que ha estado más atenta ahora cuando ve a alguien sospechoso. Y ambas han avisado a los dueños de estaciones BP en la zona que estén alertas.

Francisco Aguado, propietario de la BP en el 3401 de Biscayne Boulevard, en Miami, les ha advertido a sus empleados que vigilen si el mismo grupo aparece por allí, y ahora cierra la oficina con una barra de acero. "Claro que oímos lo que pasó. Las dos dueñas regaron la voz''.

Quien tenga información debe llamar a Miami-Dade Crime Stoppers al 305-471-8477.

  Comentarios