Noticias

Acusan a 15 de fraude hipotecario por $20 millones en el sur de Florida

Quince personas, en su mayoría hispanos, fueron acusados de fraude hipotecario por más de 20 millones de dólares en el condado de Palm Beach, al norte de Miami, informó una fuente oficial.

La Fiscalía Federal del distrito sur de Florida indicó que las acusaciones se presentaron tras efectuarse cuatro investigaciones por separado en el presunto fraude contra bancos y compañías asegurados de títulos inmobiliarios.

Ocho de los acusados supuestamente suministraron falsas declaraciones a bancos para obtener dinero de hipotecas a fin de comprar cinco propiedades entre enero y octubre de 2007. El presunto fraude fue por 8.5 millones de dólares.

Entre los acusados hay hispanos de Miami, Colombia, Puerto Rico, Miami Beach y Georgia, en Atlanta.

Los acusados presuntamente se involucraron en un esquema de fraude en el que una propiedad era vendida dos veces en un día por cerca del doble del valor del inmueble y los compradores recibían 10,000 dólares por fingir la adquisición que luego traspasaban a segundas personas, según las autoridades.

Los segundos compradores obtenían hipotecas suministrando falsa información sobre sus ingresos mensuales y activos a los bancos y cuando se concretaba esta venta, a esas personas se les pagaba cerca de 437,000 dólares del dinero de las hipotecas y algunos recibían unos 155,000 dólares por cada propiedad involucrada en el fraude.

El banco Washington Mutual Bank, entidad que fue presuntamente estafada, terminaba ejecutando la propiedad cuando era abandonada.

Otras cuatro personas fueron acusadas de reclutar a estudiantes universitarios y a personal militar para que solicitaran créditos con información falsa para presuntamente cometer un fraude hipotecario por 1.5 millones de dólares en cinco transacciones en bienes raíces.

En otra investigación se detectó que otras dos personas, de Royal Palm Beach (Florida), supuestamente cometieron fraude contra empresas e individuos por unos 10 millones de dólares mediante transacciones de bienes raíces.

En Coral Springs, una mujer fue acusada de solicitar préstamos de tres también con información falsa al afirmar que poseía una empresa de consultoría y obtuvo financiación por cerca de 200,000 dólares, según la Fiscalía Federal.

Todos los acusados, de ser declarados culpables, podrían afrontar hasta 30 años de cárcel.

  Comentarios