Noticias

Senado de EEUU confirma a Valenzuela como vicesecretario para América Latina

El Senado estadounidense aprobó el nombramiento de Arturo Valenzuela como vicesecretario para América Latina, una decisión que pone fin a casi seis meses de veto por parte de un solo senador republicano, en desacuerdo con la postura de su país en la crisis hondureña.

La confirmación se produjo en la noche del jueves, y fue oral, sin registro de votos.

El Senado aprobó el nombramiento poco después de una declaración del senador Jim DeMint (Carolina del Sur) en la que anunciaba el fin de su veto.

DeMint aseguró que había recibido "garantías'' del gobierno de Barack Obama de que rectificaba su política hacia Honduras.

La secretaria de Estado Hillary Clinton y el hasta ahora vicesecretario para América Latina Thomas Shannon "me han garantizado que Estados Unidos reconocerá el resultado de las elecciones hondureñas, haya sido restituido o no Manuel Zelaya'', señaló DeMint en un comunicado.

El embrollo sobre el nombramiento de Valenzuela -reputado especialista de la región- simboliza indirectamente la confusión que reina en torno a cuál es la postura exacta de Estados Unidos sobre la resolución de la crisis en Honduras.

Valenzuela, que tiene orígenes chilenos y fue miembro del gobierno de Bill Clinton, es profesor de Ciencias Políticas y director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown.

Su nombre fue propuesto por Obama al Senado el 12 de mayo, y bloqueado por DeMint poco después del estallido de la crisis en Honduras el 28 de junio.

Según el currículo divulgado en su día por la Casa Blanca, es un experto en política latinoamericana y en consolidación de la democracia, e integró la junta directiva de La Raza, principal organización de defensa de los hispanos en Estados Unidos.

Su nombramiento, que se ha prolongado durante cinco meses, habrá sido uno de los más difíciles de obtener para el gobierno Obama, que aún no ha completado todos sus altos cargos.

Por su parte, Shannon fue propuesto por el presidente Barack Obama para el cargo de embajador en Brasil.

Su nombramiento, sin embargo, sigue ahora encallado por la aparición de otro veto, esta vez del senador de Florida George LeMieux, que considera que la política del gobierno hacia Cuba es equivocada, informaron fuentes diplomáticas bajo el anonimato a la AFP.

Las fuentes consultadas quitaron importancia a la declaración de DeMint, congratulándose de que Estados Unidos hubiera aparentemente cambiado de rumbo en la política hacia Honduras.

La declaración de DeMint sería una manera honorable de salir de un veto que no tenía razón de ser prolongado, aseguraron esas fuentes.

DeMint asegura que la postura de reconocer las elecciones hondureñas es una corrección a un "error'' de cálculo del gobierno, pero el Departamento de Estado asegura que no es así.

El acuerdo alcanzado en Tegucigalpa deja efectivamente en manos del Congreso hondureño la decisión final sobre la restitución de Zelaya, refugiado en la embajada brasileña desde el 21 de septiembre.

"Nuestros esfuerzos se han centrado en facilitar un proceso de diálogo pragmático (...) en el que los hondureños puedan enfrentar el tema de la restitución (del depuesto Manuel Zelaya) y resolver por sí solos este problema hondureño'', explicó el portavoz del Departamento de Estado Charles Luoma-Overstreet a la AFP.

A más de nueve meses de la toma de posesión de Obama, el Senado ha confirmado 366 de las nominaciones que le propuso, mientras que en el mismo periodo del primer gobierno de George W. Bush, cuando los demócratas eran minoría en esa cámara, se ratificaron 421, según criticó recientemente el jefe de la mayoría demócrata en la cámara, Harry Reid.

  Comentarios