Noticias

Republicanos y demócratas coinciden en puntos claves de reforma de salud

La creciente tensión en el Senado durante estos últimos días de la temporada de sesiones legislativas del 2009 se centra en opciones públicas, Medicare y cobertura del aborto, pero si se mira más allá de la inflamada retórica se notará que muchos legisladores de ambos partidos coinciden en muchas de las propuestas de cambio del sistema de salud pública.

Los titulares dirán que los demócratas del Senado tuvieron dificultades el lunes para encontrar puntos comunes en los temas más contenciosos, y que el presidente Barack Obama planeaba reunirse con ellos el martes por la tarde.

Al mismo tiempo, sin embargo, existe escaso desacuerdo sobre los planes para exigir a las aseguradoras que ofrezcan un mínimo de cobertura a casi todo el mundo, y los proyectosde ley demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado prohíben a las compañías de seguros negar cobertura o subir las primas debido a condiciones médicas preexistentes.

Según ambos proyectos de ley, las personas de bajos ingresos podrían recibir ayuda del gobierno para comprar cobertura, y los costos de Medicare se reducirían significativamente.

Hay diferencias en la manera en que ambos proyectos se implementarían, pero "existen ideas centrales sobre las que casi todo el mundo (en ambos partidos) está de acuerdo'', dijo Drew Nannis, portavoz de AARP.

"Son bastantes'', dijo respecto a las ideas en común Elizabeth Carpenter, analista delsistema de salud de New America Foundation, un instituto liberal de investigación de política pública. "Yo sé que existen muchos cuestionamientos en cuanto a la opción pública, el aborto y otros temas, y estas son discusiones muy importantes. Pero no son la totalidad de la reforma''.

Los temas polémicos --como por ejemplo si crear o no un plan de salud gubernamental, u opción pública, lo cual parece estar casi eliminado en el Senado, y la posible expansión del Medicare, el programa de seguro gubernamental para personas mayores de 65 años o discapacitadas-- han lastrado durante semanas el progreso de la legislación sobre el sistema de salud.

El debate continuó el lunes, cuando algunos demócratas expresaron sus reservas acerca del plan, los republicanos atacaron a los demócratas por ofrecer cambios demasiado ampliosy costosos y los demócratas respondieron acusando a los republicanos de insensibles.

El acuerdo tentativo que los demócratas del Senado están considerando, abandonaría prácticamente del todo la opción pública. En su lugar, la Oficina de Manejo de Personal deEstados Unidos supervisaría los planes de salud nacionales. Además, se permitiría a las personas de 55 a 64 años recibir cobertura bajo Medicare, aunque no está claro todavía bajo qué condiciones.

Los demócratas controlan 60 de los 100 puestos del Senado, lo cual significa que necesitan mantenerse estrechamente unidos para evitar la extensión excesiva del debate, a menos que se les una algún que otro republicano, una opción que está en el aire.

El senador Ben Nelson, demócrata por Nebraska, quiere que se impongan límites más estrictos a la cobertura del aborto. El senador Joe Lieberman, un independiente de Connecticut que pertenece al concilio de los demócratas, dijo estar en contra de la extensión del Medicare y de la opción pública, una preocupación compartida por un puñado de demócratas.

No obstante, todos tienden a aceptar el resto de los cambios, y cuentan con el apoyo dealgunos republicanos.

Entre las áreas en que existe considerable acuerdo están:

* Exigir que la mayoría de las personas tengan algún nivel de cobertura de salud. En elproyecto de ley del Senado, los que no lo hagan pagarían una multa de $750 después del 2016, hasta un máximo de $2,250 por familia. La penalidad de la Cámara depende de los ingresos.

* Ayudar a los que les sea difícil pagar por su cobertura. Ambos proyectos de ley ofrecen ayuda a las personas que ganen hasta el 400 por ciento del nivel de pobreza, que en estos momentos es de unos $88,000 al año para una familia de cuatro.

* Crear bolsas de seguros de salud. Aunque los proyectos de ley difieren en cómo establecer las bolsas, están de acuerdo en que los consumidores podrían escoger entre diversas coberturas y primas a través de una bolsa o mercado. Las bolsas tendrían que ofrecer cuatro tipos de planes, desde el básico hasta el más inclusivo. Los planes básicoscubrirían alrededor del 70 por ciento del valor actuarial de los costos en la versión de la Cámara, y del 60 por ciento en la del Senado.

* Prohibir a las aseguradoras que nieguen cobertura a las personas o les cobren de más debido a condiciones médicas preexistentes.

* Acabar con las diferencias de prima basadas en género, que ahora se permiten en la mayoría de los estados. Además, ambos proyectos de ley limitarían lo que las compañías de seguros cobren de más por razones de edad.

Una pregunta que sigue pendiente en el Capitolio es si los legisladores podrán poner envigor las cláusulas en que están de acuerdo, si quedan empantanados en los temas más polémicos.

  Comentarios