Noticias

Lobo reitera promesas de reconciliación durante visita a Miami

"Mi deber y mi mandato son claros: tengo que unir a mi pueblo. Y lo voy a hacer", dijo el presidente de Honduras, Pepe Lobo, durante su primera visita al sur de la Florida desde su toma de posesión.

Lobo, quien se graduó de la Universidad de Miami (UM), habló en el marco de la Quinta Conferencia Anual Latinoamericana de su alma mater, celebrada en el Hotel Intercontinental del downtown de Miami.

Lobo ganó la presidencia en noviembre después de una contienda llena de polémicas, que miles de votantes boicotearon. Su elección tuvo lugar apenas cinco meses después que su antecesor Manuel Zelaya fue sacado del país en medio de la madrugada y obligado a exilarse.

Muchos críticos en Honduras y en el extranjero han dicho que de ninguna manera un país debería celebrar elecciones legítimas bajo esas condiciones y que ningún país debería reconocer al nueo mandatario.

Sin embargo, en la actualidad el gobierno de Lobo ha sido reconocido y bienvenido por todo el hemisferio inclusive por el gobierno de Nicaragua, que le dió refugio al depuesto Zelaya.

Haciendo referencia a la crisis en su país, el mandatario hondureño prometió que "voy a hacer que todos los que pelearon en el 2009 se abracen. Es importante que se reconcilien" los sectores políticos del país.

Lobo hizo también referencia a la crisis económica que enfrenta el país centroamericano, indicando que al llegar al poder encontró que "cinco años después de que la deuda externa de Honduras fuera perdonada, estaba de vuelta a los mismos niveles de antes".

  Comentarios