Noticias

Una compañía y 3 marinos culpables por contaminación

Tres hombres y una compañía de inspección marítima han sido declarados culpables en una corte federal de Miami por conspiración en el derrame de los residuos acumulados en la sentina de un carguero.

Es la primera vez que se condena a una empresa como HP Maritime Consultant, encargada de la inspección y clasificación de barcos, por falta de cumplimiento de las responsabilidades de prevención de contaminación en Estados Unidos, según documentos de la corte dados a conocer el lunes.

Un juez del distrito sur de la Florida, William P. Dimitrouleas, dictará sentencia en diciembre.

Los acusados son Hugo Peña, cubano de 45 años, dueño de HP Maritime Consultant, Inc., radicada en Fort Lauderdale; Ronald Ramón, hondureño de 45 años, y Northon Eraso, colombiano de 66, patrón e ingeniero jefe, respectivamente, del buque M/V Island Express I, de 155 pies de eslora, con matrícula panameña. La compañía también aparece señalada como culpable.

Peña, Ramón y Eraso enfrentan a una condena máxima de seis años de cárcel. Además, Peña podría tener que pagar una multa de un máximo de $500,000 por la condena a la compañía.

Una inspección del Servicio Guardacostas descubrió la violación en mayo. Los barcos deben liberar el agua acumulada en las sentinas después de que haya sido filtrada. En este caso, la máquina filtradora estaba rota y el agua devuelta al océano estaba contaminada. Ramón y Eraso no reflejaban esta anomalía en el diario de a bordo. Aparentemente, esta situación se prolongaba desde febrero. En abril, una inspección de Peña falló en notar la avería, según los fiscales.

Ramón y Eraso fueron declarados culpables por conspirar para no mantener un récord verídico en el Libro de Registro de Hidrocarburos de la nave, así como por llevar a cabo la conspiración.

Héctor Flores, abogado de Eraso, dijo que estaban bombeando el agua de la sentina al océano porque las juntas de las hélices estaban fallando y entraban cerca de 10 galones de agua por hora.

"Hizo todo lo que pudo por la seguridad de la nave'', dijo Flores.

Luego, agregó que Eraso sólo trataba de que no se hundiera el barco.

Phil Horowitz, abogado de Peña, señaló que éste había informado del fallo a la compañía dueña del barco y a las autoridades panameñas. La compañía dueña del buque ya había sido condenada en julio por el mismo incidente a tres años de supervisión gubernamental y a pagar $700,000. La mitad de la multa será destinada a proyectos medioambientales en el sur de la Florida.

  Comentarios