Noticias

Piratas secuestran un yate danés con tres menores y cuatro adultos

Piratas somalís secuestraron el yate danés "S/Y ING" con tres menores de edad y cuatro adultos a bordo, informó hoy Ecoterra, organización dedicada al seguimiento de la navegación, la pesca y la piratería en el océano Índico.

En un breve comunicado, Ecoterra indicó que el yate fue interceptado la semana pasada en el mar Arábigo, al noreste de Somalia, y actualmente se dirige hacia las costas somalís.

En Copenhague, el Ministerio de Exteriores de Dinamarca confirmó la información y precisó que el Comando Operativo de la Marina danesa recibió una señal de emergencia del barco el pasado 24 de febrero.

Según la Cancillería, los secuestrados son un matrimonio con sus tres hijos, con edades comprendidas entre los 12 y los 16 años, y otros dos adultos, todos daneses, que completan la tripulación.

La ministra de Exteriores danesa, Lene Espersen, señaló que se trata de una situación "muy problemática", debido a que hay niños de por medio, por lo que no se facilitarán más informaciones sobre el caso, si bien añadió que se ha establecido contacto estrecho con los familiares de los secuestrados.

Los ataques de los piratas, que utilizan para los abordajes pequeñas lanchas rápidas apoyadas por buques nodriza, se llevan a cabo cada vez más lejos de sus refugios en la costa somalí.

En el océano Índico, los piratas han llevado sus operaciones hacia el este, más cerca de la India que de las costas somalís, y por el sur ya operan cerca de Mozambique, junto a las islas Comoras y Madagascar.

Las operaciones de los piratas amenazan así dos de las principales vías de navegación comercial del mundo: la que pasa por el golfo de Adén hacia el mar Rojo y el canal de Suez para llegar al Mediterráneo y la que une el Índico y el Atlántico a través del Cabo de Buena Esperanza, en el extremo austral de África.

Somalia vive en el caos político y sin un gobierno efectivo desde 1991, cuando el dictador Siad Barre fue derrocado por jefes de clanes tribales convertidos en "señores de la guerra" y milicias de grupos tribales, que desde entonces luchan entre ellas y con los radicales islámicos por el control del país. EFE

  Comentarios