Noticias

Condenan a 20 años de cárcel a espía que vendió secretos navales a Rusia

El subteniente canadiense Jeffrey Delisle fue condenado hoy a 20 años de prisión y a pagar una multa de 111,000 dólares canadienses (111,053 dólares de EEUU) por espiar para Rusia y vender secretos navales de Estados Unidos y otros países de la OTAN.

La multa es equivalente al dinero que Delisle, de 41 años de edad, recibió durante un lustro por pasar a los rusos terabytes de información sobre las flotas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda y otros países de la OTAN.

Según se supo durante el juicio, Delisle trabajaba en uno de los principales centros de inteligencia militares de Canadá, conocido por el nombre de HMCS Trinity, que controla el movimiento de buques en las costas canadienses pero que también centraliza la información de las fuerzas navales militares de los países occidentales.

El militar canadiense, que trabajaba como analista en el centro, se ofreció en 2007 para trabajar para la inteligencia rusa tras reunirse con funcionarios en la embajada rusa en Ottawa.

A cambio de la información que Delisle proporcionó a la inteligencia rusa, y que obtenía de un sistema informático ultra secreto conocido como “Stone Ghost”, el militar canadiense recibió 3.000 dólares al mes.

Delisle fue arrestado el 14 de enero de 2012 por la Policía Montada de Canadá después de recibir información del FBI estadounidense.

Tras su detención, Delisle declaró que su divorcio y problemas económicos le empujaron a traicionar a su país.

Analistas militares han señalado que el daño causado por Delisle es “astronómico, especialmente grave e irreparable para Canadá” y que el espía canadiense tuvo acceso prácticamente a todos los secretos navales occidentales.

  Comentarios