Noticias

Aumentan intercepciones de cubanos en el estrecho de la Florida

Sesenta y dos cubanos fueron repatriados a la isla la semana pasada, según informó la Guardia Costera de los Estados Unidos en un comunicado publicado el sábado.

Los cubanos fueron interceptados a bordo de “embarcaciones rústicas” en tres operaciones conjuntas de la Guardia Costera y el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras en el estrecho de la Florida. El comunicado describe las embarcaciones como “carentes de condiciones para navegar en el mar”.

Pese a que estos cubanos no vieron cumplidos sus sueños de arribar a Estados Unidos, tuvieron más suerte que dos cubanos que fallecieron, de un grupo de 17 que fueron rescatados el domingo en el puerto de Progreso, Yucatán, según confirmó a el Nuevo Herald la oficina de la Secretaría de la Marina Armada de México.

La Secretaría dijo no tener todavía los nombres de los fallecidos.

Aunque no se compara con los cubanos que están arribando a la frontera con México, el número de cubanos que continúa intentando llegar a las costas de la Florida, muchos a bordo de balsas y frágiles embarcaciones, ha tenido un discreto aumento desde el 2012. Y ello pese a la vigencia de la política de “pies secos, pies mojados”, adoptada por el gobierno de EEUU como respuesta al éxodo de 1994, por la cual los cubanos que llegan a territorio estadounidense son admitidos, pero los que son interceptados en el mar son devueltos a Cuba.

En el año fiscal 2014, la Guardia Costera estima que 3,326 cubanos habrían intentado llegar a los Estados Unidos por vía marítima. De ellos solo 1,561 fueron interceptados según cifras oficiales actualizadas en julio—204 casos más que en el año fiscal 2013. El resto habría desembarcado o habría logrado evitar a la Guardia Costera.

Pero muchos cubanos, sobre todo los que parten de las provincias orientales y la costa sur de la isla, intentan llegar también a las costas mexicanas o centroamericanas y de ahí continuar por tierra el viaje hacia EEUU. En julio, el diario hondureño La Tribuna había reportado el ingreso de 310 cubanos por vía marítima en lo que iba del año, de acuerdo con cifras de la Fuerza Naval de ese país.

Algunos también llegan a las Islas Cayman, donde las autoridades calculan que, alrededor de 244 cubanos han pasado a través de sus fronteras y 76 han sido repatriados, según estimados del Departamento de Emigración. Las autoridades de Islas Caimán pueden permitir a los cubanos que continúen su viaje si sus embarcaciones son seguras, pero si éstas no lo son, pueden ser detenidos y devueltos a Cuba. El jueves pasado una embarcación de madera que había llegado a Caimán Brac continuó viaje hacia Centroamérica con 40 cubanos a bordo, según informó la Agencia de Noticias de Caimán.

En 2012, Cuba aprobó una reforma migratoria que flexibiliza los trámites de viaje para muchos cubanos, pero los costos de pasaporte, pasaje, así como la obtención de visas son todavía fuertes impedimentos para una mayoría que vive de salarios estatales de 20 dólares al mes. Por su parte, muchos países latinoamericanos han aumentado los requerimientos para la expedición de visas a ciudadanos cubanos.

El potencial migratorio en la isla sigue siendo considerable tras los escasos resultados económicos y políticos de la reforma emprendida por el gobierno de Raúl Castro en 2008.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios