Noticias

Muere uno de los jóvenes atropellados en Doral

Tras 11 días en estado crítico, falleció el martes el estudiante de una secundaria de Doral atropellado junto con otros dos amigos por otro joven de Kendall, informaron fuentes con conocimiento del caso.

Las autoridades de la secundaria Ronald Reagan, en el noroeste de Doral, comunicaron el martes por la mañana a sus estudiantes la muerte de Raphael Acevedo, peruano de 17 años que cursaba el grado 12 en esa escuela pública.

“Es muy triste lo que ha pasado”, dijo entre lágrimas Victoria Rojas, madre de Nicolás Irregui, compañero de Acevedo. “Raphael era muchacho sano, bueno, deportista e inteligente, un joven inteligente y agradable”

El viernes 22, alrededor de las 8 p.m., Acevedo fue internado de emergencia en el Hospital Kendall Regional poco después de ser atropellado junto con sus amigos William Jr. Herrera y Christian Bianchi por un Honda Accord del 2002 conducido por Gabriel E. López, de 22 años y residente de Kendall.

Familiares de López habían expresado el pasado viernes sus mejores deseos para la recuperación de Acevedo y Herrera, quienes permanecían hospitalizados.

El reporte del accidente elaborado por el Departamento de Policía de Doral, indica que el Honda que conducía López se desplazaba hacia el sur por la avenida 117, y a casi un cuarto de milla de la calle 50 del noroeste, impactó a Herrera y a la “víctima número 2”, tal como el reporte identificaba a Acevedo.

El Honda también impactó a Bianchi, de origen venezolano, pero éste sufrió lesiones menores. La avenida 117, paralela a la autopista Turnpike, es una vía donde la velocidad máxima de desplazamiento es de 30 millas por hora.

El lunes el Nuevo Herald dio a conocer que aunque William Herrera también permanecía hospitalizado, se encontraba en proceso de recuperación. Ileana Herrera, madre de William, dijo que su hijo había sido sometido el viernes a una exitosa cirugía de la clavícula.

La madre agregó que William también había sido operado del brazo y aunque tenía una costilla quebrada no tenía claro cuánto tiempo debía seguir permaneciendo en el hospital.

De acuerdo con el relato de una fuente de el Nuevo Herald, los tres alumnos -Acevedo, Herrera y Bianchi se encontraban en la avenida 117 junto con un cuarto amigo: Diego Infante, también estudiante de la secundaria Ronald Reagan.

Un familiar de Infante había acudido a buscarlo en su vehículo para dejarle la llave de la vivienda ya que debía ir a trabajar, de acuerdo con la fuente. El familiar detuvo el vehículo en la senda norte, a la altura de donde se encontraba el grupo de amigos, y poco después uno de ellos cruzó la vía y a los pocos segundos el Honda impactó en la senda sur al resto de los muchachos.

Tras lamentar la tragedia, el alcalde de Doral, Luigi Boria, dijo que el caso era investigado por la policía de esa ciudad.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios