Ciencia

Video viral del osezno que subía una peligrosa ladera enseña una valiosa lección

Captura de pantalla de la madre oso y su osezno.
Captura de pantalla de la madre oso y su osezno. Cortesía

El video de un osezno que subía una peligrosa ladera junto a su madre y que en pocas horas alcanzó millones de vistas en Twitter era más que una tierna postal de madre e hijo ante las dificultades de la vida.

Aunque para muchos usuarios en las redes sociales se trataba de una pequeña criatura que no se rendía ante la adversidad, de lo que realmente se trataba era de dos criaturas que huían de un dron que las perseguía en busca de la toma perfecta.

National Geographic reveló que el video había sido filmado en el lejano este ruso, en la costa del Mar de Ojotsk por Dmitry Kedrov.

Aunque Kedrov dijo a un medio ruso que los animales no se asustaron y que el zoom que se aprecia en el video fue realizado con anterioridad, algunos expertos ponen en duda su criterio.

“Esta es la vida ordinaria de los animales. Lo observamos repetidamente. En la reacción perversa de algunos espectadores, no hay más que incompetencia “, dijo el camarógrafo que filmó la escena.

El experto en historia natural Jason Bittel, en cambio, se pregunta en National Geographic por qué la osa intentaba cruzar un terreno tan peligroso con un cachorro pequeño y vulnerable. Según Bittel, una madre oso evita los viajes difíciles a menos que sean absolutamente necesarios.

Los expertos creen que es muy posible que los animales se asustaron con el ruido que hacía el dron que los perseguía para filmarlos.

La ecóloga Sophie Gilbert, que estudia cómo los drones impactan la vida silvestre, dice que ha reunido una lista de reproducción completa de videos en YouTube donde las personas persiguen a las criaturas para lograr una buena toma.

Gilbert cree que para los animales, un dron es como un ovni para los humanos, por lo que pueden causarles molestias y sacarlos de su ciclo de vida habitual.

Un estudio reciente descubrió cómo, aunque los osos negros no reaccionaban visiblemente cuando un dron volaba por encima de ellos, sí aumentaba su frecuencia cardiaca rápidamente.


Una activista canadiense compartió recientemente en Twitter el video filmado en Rusia con la leyenda “Todos deberíamos aprender una lección de este bebé oso: mira hacia arriba y no te des por vencido”.

La mujer, ambientalista de WWF-Canadá, eliminó el video días después cuando ya superaba las 22 millones de vistas.

“Gracias por compartir. Para aquellos de ustedes que aman al bebé osito, recuerden que este también es un ejemplo de uso inadecuado de los drones”, tuiteó luego a modo de disculpa.

Siga a Mario J. Pentón en Facebook y Twitter: @mariojose_cuba
  Comentarios