Curiosidades

Taxistas chinos no pueden bostezar mientras llevan pasajeros

Los taxistas de la metrópolis china de Shanghai están en pie de guerra contra la última prohibición en busca de una mejora de sus modales: no pueden bostezar o comer mientras llevan pasajeros, informó el diario Beijing News.

''Cada día trabajo unas diez horas con una mala ventilación dentro del vehículo, es muy fácil cansarse. Bostezar me ayuda a relajar los pulmones'', explicó al rotativo un conductor de apellido Guo de la compañía shanghainesa Jinjiang.

Se trata de la última medida dentro de una campaña en la que las autoridades han prohibido a los taxistas de las principales ciudades chinas, a menudo sin éxito, fumar dentro del automóvil o bajar la ventanilla para escupir, una costumbre muy arraigada en China que disgusta a los foráneos.

El diario no especifica la penalización o multa que tendrán que afrontar los taxistas que bostecen o se tomen un tentempié mientras trabajan, a veces en turnos que alcanzan 24 horas por mensualidades de alrededor de $200.

En cualquier caso, los pasajeros se han mostrado solidarios con los taxistas.

  Comentarios