Curiosidades

Aumentan los jóvenes con colesterol alto e hipertensión

LINDA A. JOHNSON / AP

E

Los expertos señalan mayores tasas de obesidad, hipertensión y colesterol elevado entre los jóvenes. Asimismo los médicos ponen mayor énfasis en los tratamientos preventivos.

''Esta es buena noticia, que más gente en este rango de edad esté tomando estas medicinas'', dijo el doctor Daniel Jones, presidente de la Asociación Estadounidense del Corazón.

De todos modos, indicó que más gente debería tomar los medicamentos que reducen el colesterol o la presión sanguínea que, según se ha demostrado, bajan los riesgos de ataque cardíaco y apoplejía.

Los nuevos datos, de Medco Health Solutions Inc., empresa administradora de beneficios por medicamentos, indican que el uso de medicinas para el colesterol entre la gente de 20 a 44 años, aunque todavía bajo, subió 68 por ciento en seis años.

La tasa creció del 2.5 por ciento en el 2001 a apenas más del cuatro por ciento en el 2006 entre los clientes de Medco. Eso significa que 4.2 millones de personas en ese grupo de edad en EEUU toman medicinas para el colesterol.

Simultáneamente el uso de medicinas para la hipertensión aumentó 21 por ciento, de un siete por ciento de personas de 20 a 44 años en el 2001 a más del ocho por ciento en el 2006. Eso significa unos 8.5 millones de personas.

''Para nosotros fue una sorpresa'', declaró el doctor Robert Epstein, médico jefe de Medco, con sede en Franklin Lakes, Nueva Jersey. ``Quizás es un indicio de la epidemia de obesidad y sobrepeso que vemos en este país''.

Entre las personas de 65 años o más, el uso de medicamentos para la hipertensión subió sólo un 9.5 por ciento y para el colesterol el 52 por ciento. Eso se debe a que la mitad de la gente de mayor edad ya estaba tomando medicamentos para la presión en el 2001 y más de uno de cada cuatro tomaba remedios para el colesterol.

Jones, decano de la Escuela de Medicina de la Universidad de Mississippi, dijo que ha visto cierto aumento en los adultos jóvenes con problemas de presión sanguínea o colesterol, pero no de la magnitud sugerida por los datos de Medco.

  Comentarios