Curiosidades

Espiados por los insectos

¿Qué pasaría si pudiéramos ser una mosca en la pared cuando nuestros enemigos conspiran para atacarnos? Mejor todavía, que pasaría si esa mosca pudiera grabar voces, transmitir videos y quizás hasta disparar armas miniaturizadas.

Ese tipo de fantasía tipo James Bond ya se está preparando. Ingenieros militares estadounidense trabajan en el diseño de robots voladores en forma de insectos que en un futuro pudieran espiar a los enemigos y realizar misiones peligrosas sin arriesgar vidas.

"Como nosotros lo vemos, habría un montón de estos y se mandarían como un enjambre'', dijo Greg Parker, que ayuda a encabezar el proyecto de investigación en la Base Wright-Patterson de la Fuerza Aérea en Dayton. "Si sabemos que existe la posibilidad de que haya enemigos en un cierto edificio, ¿cómo lo confirmamos? Creemos que esto sería la respuesta''.

Esencialmente, la investigación trata de miniaturizar los Vehículos Aéreos No Tripulados, o MAVs, que puden ser tan pequeños como abejas y que pueden penetrar sin ser detectados en edificios donde pueden fotografias, grabar y hasta inclusive atacar insurgentes y terroristas.

Al identificar y atacar adversarios de manera más precisa, los robots también pudieran reducir o evitar las bajas civiles, afirman los militares.

Parker y sus colegas piensan empezar a desarrrollar el robot, del tamaño de un pájaro, para el 2015, seguido de modelos del tamaño de insectos para el 2030.

Los vehículos pudieran ser útiles en los campos de batalla donde no hay mayor desafío que conseguir inteligencia confiable sobre los enemigos.

"Si pudiéramos entrar en los edificios y en los cuartos donde desarrollan sus actividades, pudiérmoa conseguir el tipo de inteligencia que necesitamos para detenerlos'', dijo Loren Thompson, un analista de defensa con el Instituto Lexinggton en Arlington, Va.

Philio Coyle, asesor del Centro para Información de Defensa en Washington D.C., dijo que un serio obstáculo sería conseguir que los vehículos pudieran cargar el peso de cámaras y micrófonos.

"Si usted hace un robot del tamaño de una abejay luego quiere que la abeja cargue una cámara de vídeo, lo más probable es que no pueda despegar del suelo'', dijo Coyle.

Actualmente, los robots aéreos son manejados por pilotos desde tierra pero las versiones más pequeñas pudieran volar independientemente, apoyándose en instrucciones pre-programadas.

Un vídeo de la Fuerza Aérea que describe los vehículos dijo que probablemente pudieran cargar productos químicos o explosivos para utilizar en ataques.

Una vez que se desarrollen los prototipos, serán sometidos a prueba en un nuevo edificio en Wright-Patterson llamado el "micro aviario'' por Micro Air Vehicle Integration Application Research Institute.

"Este tipo de tecnología es la ola del futuro'', dijo Thompson. "La investigación militar se está concentrando cada vez más en cosas pequeñas, que son precisas y que están extremadamente concentradas en tipos particulares de misiones o actividades''.

  Comentarios