Los restos de la mayor serpiente del mundo, descubiertos en el norte de Colombia, han arrojado luz sobre el clima y el entorno en el que vivió hace 60 millones de años este reptil del tamaño de un autobús. En la imagen, comparación entre la vértebra de la 'Titanoboa cerrejonensis' con un ejemplar de una serpiente pitón.
Los restos de la mayor serpiente del mundo, descubiertos en el norte de Colombia, han arrojado luz sobre el clima y el entorno en el que vivió hace 60 millones de años este reptil del tamaño de un autobús. En la imagen, comparación entre la vértebra de la 'Titanoboa cerrejonensis' con un ejemplar de una serpiente pitón. EFE
Los restos de la mayor serpiente del mundo, descubiertos en el norte de Colombia, han arrojado luz sobre el clima y el entorno en el que vivió hace 60 millones de años este reptil del tamaño de un autobús. En la imagen, comparación entre la vértebra de la 'Titanoboa cerrejonensis' con un ejemplar de una serpiente pitón. EFE