Curiosidades

¿Otro Ecce Homo? Restauración de otra pieza histórica vuelve a ser burla en España

Una escultura de San Jorge del siglo XVI fue restaurada por un artesano local y el resultado ha sido criticado por expertos y usuarios en redes sociales.
Una escultura de San Jorge del siglo XVI fue restaurada por un artesano local y el resultado ha sido criticado por expertos y usuarios en redes sociales. Asociacion Profesional de Conservadore Restauradores de España

Una escultura de San Jorge del siglo XVI, que es considerada parte del patrimonio histórico y cultural de España, ya no luce igual en la iglesia de San Miguel de Estella, en Navarra.

El párroco de la iglesia encargó la restauración de la pieza a un artesano local y el resultado final ha sido criticado tanto por expertos como por los usuarios en las redes sociales.

La fallida restauración recordó la del famoso Ecce Homo de Borja, en el 2012. El mural fue retocado por una anciana de 82 años que terminó transformando el rostro de Cristo en un "mono peludo" —como lo catalogó la prensa española— que le dio la vuelta a todo el mundo.

Seis años después de este episodio, la atención se centra ahora en la transformación que tuvo la escultura de madera de San Jorge a caballo.

El presidente de la Asociación Nacional de Restauradores de España, Fernando Carrera, dijo a la agencia AP que la escultura “se convirtió en un juguete”.

"No es restauración, no más Ecce Homos", dijo la Asociación Profesional de Conservadores Restauradores de España (ACRE) en su página web.

La pieza restaurada será trasladada en los próximos días a los talleres del Servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno de Navarra para valorar las posibilidades de su recuperación, según el Diario de Navarra.

Sin embargo, la ACRE advierte que tras aplicarle varias capas de escayola y repintar toda la pieza, previo lijado de la superficie, se perdió "toda la huella histórica que le confería su policromía del siglo XVI. En consecuencia hemos perdido parte de nuestro Patrimonio Cultural".

Mientras tanto, los memes en redes sociales no se hicieron esperar.

Siga a Catalina Ruiz Parra en Twitter: @catalinaruiz.
  Comentarios