Curiosidades

Cocodrilo obsequiado por Fidel Castro a cosmonauta ruso ataca a hombre en una fiesta en Suecia

Cubanos cazan cocodrilos para sobrevivir en Matanzas

Ni la fuerza ni la rapidez puede salvar a estos cocodrilos de estos cubanos que entran a las zonas pantanosas de la Ciénaga de Zapata con el fin de obtener su preciada piel y su carne para venderla a los turistas. La caza y comercio de estos repti
Up Next
Ni la fuerza ni la rapidez puede salvar a estos cocodrilos de estos cubanos que entran a las zonas pantanosas de la Ciénaga de Zapata con el fin de obtener su preciada piel y su carne para venderla a los turistas. La caza y comercio de estos repti

Durante una fiesta en el acuario Skansen de Estocolmo, un cocodrilo atacó a uno de los invitados, un hombre de 75 años, reportó CNN.

Sin embargo, lo más curioso del incidente es que el cocodrilo se llama Castro porque su dueño fue nada menos que el ex gobernante cubano Fidel Castro, quien al parecer desarrolló el hábito de obsequiarlos ⁠—tanto embalsamados como vivos⁠— a sus aliados.

El incidente ocurrió en el acuario Skansen de Estocolmo durante una de las fiestas de cangrejo de río, que se celebran en agosto en Suecia para conmemorar el final del verano.

El hombre estaba dando un discurso sobre una piedra adyacente al tanque de dos cocodrilos cubanos, una rara especie, cuando puso su brazo sobre la barrera de vidrio de unos dos metros de altura y el reptil saltó y lo mordió, reportaron medios suecos.

En el tanque hay dos cocodrilos cubanos, Castro y Hillary, que fueron un regalo del fallecido mandatario cubano a Vladimir Shatalov, el famoso cosmonauta ruso, para simbolizar la amistad entre las dos naciones comunistas en 1978, según el medio británico Independent.

Al parecer, la presencia de los reptiles causó un revuelo en el hogar de Shatalov, quien los llevó a Moscú y los tenía en su apartamento “hasta que su esposa le dijo: ‘Ya no más’. Después se los tuvo que entregar al zoológico de Moscú”, reveló Wahlström a Associated Press.

Como el zoológico de Moscú no tenía instalaciones para cocodrilos, le pidió al dueño del acuario Skansen que los llevara consigo a Suecia.

Es así como Castro y Hillary llegaron al país nórdico en 1981 en el equipaje de mano de Wahlström. Desde entonces se han vuelto la principal atracción del acuario sueco y sus crías han sido enviadas a distintas partes del mundo ⁠—incluyendo a Cuba⁠— como intento de preservar a esta especie de cocodrilo.

Según CNN, el hombre, que no fue identificado, sufrió heridas en la parte inferior del brazo y la mano.

Los demás invitados reaccionaron para ayudar a la víctima del ataque, utilizando servilletas para detener el sangramiento de la herida hasta que llegara la ambulancia, según BBC.

Jonas Wahlström, director del acuario y anfitrión de la velada, le dijo a The Local, medio de prensa sueco, que esta era la primera vez que algo así sucedía con el par de cocodrilos cubanos, que han habitado en el acuario durante 40 años.

Además, Wahlström reveló a este medio que el acuario tiene planeado modificar el recinto de estos reptiles para prevenir un futuro accidente.

“En primer lugar, tenemos que cambiar un poco las barreras para que sea imposible que las escalen como lo hizo. Y comenzamos ese trabajo hoy”, dijo Wahlström a The Local.

El cocodrilo rhombifer, originario de Cuba, es una especie protegida.

  Comentarios