Curiosidades

Un oso hambriento entra a la casa con los dueños en el segundo piso y el gato salió perdiendo

Una familia del norte de Orlando se llevó un tremendo susto cuando al revisar la grabación de su cámara de seguridad interior se dieron cuenta que un intruso estuvo en su cocina.

De acuerdo con el video, un oso negro entró a la casa de Shawn Warley en plena luz del día. El dueño compartió lo ocurrido en su página de Facebook.

“Tuve un visitante interesante que entró forzando mi puerta corrediza de vidrio”, explicó Warley en la publicación que colgó en su página de Facebook la semana pasada. “Fue un poco aterrador ver a un oso en nuestra casa.”

Como Pedro por su casa, el oso olió un poco los sofás de la sala y la mesa del comedor cuidadosamente, e investigó la residencia. Luego, en busca de una merienda, el animal salvaje decidió comerse la comida del gato, según Warley.

Todo eso pasó mientras los dueños del hogar —y su mascota felina— estaban en el segundo piso. Nadie fue herido y el oso no causó ningún daño, más que dejar sucio el piso con sus huellas.


En la sección de comentarios de Facebook, Warley le aseguró a todos los consternados que ya había instalado un seguro extra en la puerta. Sin embargo, algunos todavía mostraron su asombro.

“Eso es una locura!!!” comentó un usuario. “Hora de mudarse a la playa!!!”

“Wow. Ver uno en el patio trasero es una cosa. En la cocina es otra.” comentó otro usuario.

Y algunos no se pudieron resistir e hcieron la conexión entre el suceso y el cuento clásico de “Ricitos de Oro y los Tres Ositos”.

“Como Ricitos de Oro se comió toda su comida, tenía un poco de hambre.” comentó alguien.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios