Elecciones

Dificultades con las boletas de ausente en el sur de la Florida: ‘Estoy furiosa de no poder votar’

Electores y personal electoral de ambos partidos en los condados Miami-Dade, Broward y Palm Beach han contactado al Miami Herald desde las elecciones del 6 de noviembre para detallar docenas de problemas con las boletas de ausente, desde boletas que no llegaron, llegaron tarde, se perdieron en el correo o que en la página digital de los condados aparecían como no tabuladas varios días después del día de los comicios.

Hay poca información disponible para cuantificar el alcance de estos problemas, o decir con certidumbre que no fueron más significativos en esta elección que en comicios anteriores. Pero en momentos que se realiza el recuento en tres carreras clave, provocado por márgenes mínimos entre los candidatos, a muchos electores les preocupa que su voto no contado pudiera haber sido el que inclinara la balanza.

Los registros estatales de elecciones de los comicios intermedios del 2014 y el 2018 muestran un aumento significativo en la cantidad de boletas por correo enviadas desde Miami-Dade, Broward y Palm Beach. En los tres condados, más demócratas que republicanos solicitaron boletas por correo por un margen de casi 2 a 1, pero los republicanos enviaron un mayor porcentaje de boletas.

Sin embargo, la mayoría de los que contactaron al Herald percibieron más problemas este año que en elecciones anteriores, y muchos habían votado sin problemas por correo en al menos un comicio anterior. Lo que sigue es un resumen de los tipos de quejas que el Herald recibió de electores del sur de la Florida sobre problemas con el voto por correo.

Las boletas llegaron tarde o no llegaron

La queja más frecuente fue de no haber recibido la boleta por correo, a pesar de haberla pedido mucho antes de la fecha tope, o la recibieron demasiado tarde para llenarla y enviarla a las autoridades para el conteo. Un empleado electoral de Broward dijo al Herald que escuchó quejas en centros de votación adelantada de cientos de electores que habían solicitado la boleta por correo pero que no las recibieron y decidieron ir a votar en persona.

“Estoy furiosa, especialmente por lo cerrado de estas elecciones”, dijo Marissa Krimsky, de 32 años, quien dijo que no recibió su boleta y no pudo votar. Krimsky dijo que se inscribió para votar en Miami-Dade en el 2013 y ha votado por correo varias veces sin problemas. Esta vez recibió su tarjeta de elector en su dirección temporal en San Diego el 25 de octubre, pero nunca le llegó la boleta.

Katherine Elliott y su esposo pidieron a Miami-Dade que le enviaran la boleta a su dirección en Manhattan una semana antes de la fecha tope del 31 de octubre. Las boletas nunca llegaron, así que vinieron en avión a Miami para votar en persona el 6 de diciembre. Una docena de personas dijo al Herald que habían venido en avión al sur de la Florida para votar porque no recibieron la boleta por correo.

IMG_Election2018Florida__4_1_MDEPE3HG_L430125534.JPG
Broward County elections staffers run ballots through tabulating machines on Nov. 11, 2018. Brynn Anderson AP

Los estudiantes universitarios fueron una cifra desproporcionada de los que reportaron no haber recibido la boleta a tiempo para votar por correo. Hunter Stouffer, de 21 años y alumno de último año de la Universidad de la Florida, dijo que firmó su solicitud de la boleta por correo el 8 de octubre, y que su padre, Dale Stouffer, la envió al Departamento de Elecciones de Broward al día siguiente. El joven recibió la boleta el 3 de noviembre, demasiado tarde para enviarla con algún nivel de confianza. Pero como había tenido un problema similar en la primaria de agosto, Stouffer pudo votar en persona cuando vino a casa para pasar el fin de semana durante la votación adelantada.

Donna Liberman le escribió al Herald después que su hijo, alumno de la Universidad Northwestern, recibió su boleta el 5 de noviembre, después de haberla pedido semanas antes. “Nos llamó muy preocupado y mi esposo le dijo que la enviara por FedEx de un día para otro para que llegara a tiempo”, le dijo Liberman al Herald. “Desafortunadamente, la oficina de FedEx cerraba en 10 minutos y no pudo encontrar un Uber que lo llevara a tiempo. Fue imposible”.

Liberman dijo que tres de sus amigos tienen hijos universitarios que tuvieron problemas similares. Gabrielle Meli, alumna de la Universidad Princeton en Nueva Jersey, también recibió su boleta el 5 de noviembre, a pesar de haberla pedido varias veces a lo largo de los meses a través de vote.org. La joven dijo que muchos de sus amigos de una clase de Ciencias Políticas en la secundaria Pine Crest en Broward también tuvieron problemas en recibir las boletas fuera del estado.

“Muchos hicieron que sus padres fueran a recoger la boleta y se las enviaran por correo porque la oficina electoral sencillamente no estaba haciendo su trabajo”, dijo Meli. “Creo que es algo importante que hay que solucionar”.

Nicole Navarro, estudiante de la Universidad de Michigan, escribió al Herald el día siguiente de las elecciones para decir que todavía no había recibido la boleta de ausente, a pesar de que los registros indican que su solicitud se recibió y que el Departamento de Elecciones de Miami-Dade la envió por correo.

“Estoy furiosa de no haber podido votar estas elecciones”, escribió Navarro. “Este problema con las boletas por correo parece ser sistémico, un día esto pudiera tener consecuencias serias para muchas carreras electorales parejas. Los electores no deberían tener que cargar con esta responsabilidad”.

No hay una explicación clara de por qué hubo tanta demora en estos casos. Los estatutos electorales dan a los departamentos de Elecciones dos días hábiles para enviar la boleta por correo después de recibir la solicitud. Robert Rodríguez, supervisor adjunto de Elecciones de Miami-Dade, dijo que su condado siempre cumple con esa exigencia.

J.C. Planas, abogado de asuntos electorales y ex legislador estatal republicano, dijo que los electores deben esperar que el proceso de solicitar y recibir las boletas por correo demore un poco más de una semana, pero quizás más para los electores que están fuera del estado. “Depende de cuántas solicitudes se reciban”, dijo Planas.

Boletas que quizás se perdieron en el correo

Rodríguez, del Departamento de Elecciones de Miami-Dade, dijo que el condado procesó las solicitudes de boletas por correo el mismo día que las recibió, sin atraso alguno, de manera que pudieron publicar el total de boletas enviadas por correo sólo 15 minutos después del cierre de los colegios electorales el 6 de noviembre. En lo relativo a las demoras dentro del mismo condado, Rodríguez dijo que “esa sería una pregunta para el correo”.

Después que se descubrieron 266 boletas extraviadas en una instalación del Servicio de Correo en Opa-locka, que llegaron al Departamento de Elecciones mucho después de la fecha tope para ser contadas, el Servicio Postal ha iniciado una investigación para “verificar que todas las boletas se manejaron de acuerdo con las normas de servicio del Servicio de Correo”.

Incertidumbre por conteo de boletas por correo

Especialmente en Broward, donde miles de boletas por correo no se contaron hasta el viernes, muchos electores que enviaron sus boletas por correo se preguntaban si su voto contó. Otra preocupación fue un reporte de la ACLU que indicó que los votos por correo tenían 10 veces más probabilidades de no ser contados que los emitidos or otros medios.

Muchos verificaron varias veces en internet para determinar si sus boletas fueron recibidas pero no tabuladas. Por ejemplo, la boleta de Dollie Samuels fue recibida por el Departamento de Elecciones de Broward el 17 de octubre, pero no apareció tabulada hasta el 8 de noviembre. Otros electores reportaron problemas similares. Muchos dijeron que se preguntaban si debían presentar una boleta provisional en persona, en caso que se descubrieran problemas en la boleta enviada por correo y fuera demasiado tarde para volver a presentar los documentos necesarios para validarla.

Rodríguez dijo que VR Systems, el sistema electrónico que usan tanto Broward como Miami-Dade, tuvo una demora de tres días entre la tabulación y marcar las boletas como tabuladas en el perfil del elector. VR cambió eso a un día después de los comicios para calmar las quejas de los electores.

Caitlin Ostroff, reportera de McClatchy, contribuyó a este reportaje.

  Comentarios