Especiales

10 cosas que debe hacer antes de la llegada de un huracán

En los últimos años el sur de la Florida ha tenido suerte, ya que no ha debido lidiar con huracanes grandes ni con apagones prolongados. Sin embargo, no se confíe de la naturaleza. Aunque no han cambiado muchas cosas desde que en el 2005 tuvimos que enfrentarnos a una tormenta de importancia (el huracán Wilma), hay algo que sigue siendo igual: es mejor planear cuando no hay ni una nube en el cielo que esperar a que esté acercándose una tormenta.

“Cuando el huracán se acerca, probablemente ya es demasiado tarde”, dijo Dennis Feltgen, funcionario de Asuntos Públicos del Centro Nacional de Huracanes.

A pesar de los avances de la tecnología desde el 2005, no hay muchos cambios a la hora de recomendar abastecimientos para la época de huracanes, salvo respecto a la televisión. El televisor de baterías que utilizó durante Wilma probablemente no funcionará. Puede comprar por entre $80 y $120 un televisor LCD de baterías (verifique que tenga una antena) donde podrá ver los canales locales, según Steve Greenberg, analista de productos que vive en Miami y es autor del libro Gadget Nation.

“Esté preparado para cuando no tenga electricidad y tenga todo a mano durante 72 horas”, aconseja por su parte John Cangialosi, especialista en huracanes del Centro Nacional de Huracanes.

A continuación, las 10 cosas más importantes que tiene que hacer antes de la llegada de un huracán. La mayoría de ellas debe hacerlas mucho tiempo antes.

1. Conozca los riesgos que existen en su barrio. ¿Vive en una zona de evacuación? ¿Se inundarán las calles? ¿Quedarán bloqueadas las entradas y las salidas del barrio? Todo el mundo debe buscar este tipo de información al inicio de la temporada de huracanes, dice Cangialosi. Puede encontrar cuál es su zona de evacuación visitando la página http://www.miamidade.gov/fire/evacuation-zones.asp o en http://www.broward.org/Huracán/Pages/EvacuationRoutes.aspx. Si vive en el barrio desde hace poco tiempo, pregúntele a los vecinos que sucedió cuando pasó el último huracán grande.

2. Si vive en una zona de evacuación, prepare un plan de acción. Decida si prefiere quedarse en casa de un amigo o familiar fuera de la zona de peligro o alojarse en un hotel de otro condado. Si en su familia hay algún anciano, una persona incapacitada o una embarazada, elaborar un plan es todavía más importante. Igualmente planifique qué hará con las mascotas. Los condados Miami-Dade y Broward tienen refugios que aceptan mascotas (ver la historia, en la página 7) pero tiene que reservar un espacio y tener la prueba que los animales estén vacunados.

3. Compre alimentos no perecederos (ver la historia, en la página 4). No almacene alimentos enlatados que no va a comer si no llega una tormenta, pero tenga suficiente comida sobrevivir al menos durante 72 horas. Si tiene una parrilla, asegúrese de tener carbón o gas para poder cocinar la comida del refrigerador. Llene jarras de plástico con agua y tenga listo un abastecimiento de emergencia de agua embotellada después que las jarras se hayan vaciado. Recuerde que necesita más o menos un galón de agua por persona diario. No se olvide de la comida para animales. Un consejo: la temporada de huracanes no es el mejor momento para llenar el congelador.

4. Tenga un radio portátil, linternas poderosas o lámparas y muchas baterías del tamaño que le hacen falta. Un radio portátil le ayudará a seguir la trayectoria del huracán y escuchar las advertencias del personal de emergencia si se cortó la corriente. Cuando la ciudad no tiene luces la oscuridad es más grande. Un ventilador de baterías puede ayudarlo a mantenerse fresco. Si tiene un generador, enciéndalo para cerciorarse de que funciona y compre gasolina adicional en caso de que la necesite.

5. Cargue su teléfono celular, tableta, laptop y cualquier otro aparato electrónico. Entonces piense qué podría hacer para que la carga dure más si el apagón se prolonga. Aprenda cómo apagar las aplicaciones para poder conservar su celular o tableta. Cuando una tormenta se nos viene encima, ya es demasiado tarde para pensar en un curso. Un cargador de automóvil y un cargador solar o una batería de emergencia para su celular no son artículos caros y hasta se pueden usar cuando no hay amenaza de huracán. Aunque puede comprar muchos equipos más sofisticados hechos para acampar que le cargarían sus aparatos, quizás no los necesite, dice Greenberg. Después que el huracán Sandy devastó el noreste del país el otoño pasado, el hermano de Greenberg le envió un fotografía de una muchedumbre cargando sus celulares en un centro comercial. “Creo que eso es lo que también haremos aquí”, dijo el experto.

6. Tenga dinero en efectivo. Si se trata de un apagón generalizado, no podrá sacar dinero del banco ni de un cajero automático. Las tiendas que puedan estar abiertas sin electricidad tal vez no acepten tarjetas de crédito ni débito. Igualmente podría hacerle falta dinero en efectivo para pagarle a personas que para que le corten las ramas de un árbol caído o para limpiar los destrozos.

7. Llene el tanque de gasolina de su automóvil. En la actualidad hay más gasolineras con generadores que las que había en el 2005, pero podría encontrar largas filas. Además, es probable que tenga que conducir largas distancias para hallar abiertas tiendas y restaurantes.

8. No se olvide de resurtir las recetas médicas. Asegúrese de tener también medicinas básicas que se venden sin receta como por ejemplo, píldoras antihistamínicas, aspirinas o crema antiséptica. Si tiene un niño pequeño, no se olvide de tener pañales y leche maternizada.

9. Tenga listos objetos y herramientas útiles: un abridor de latas manual, fósforos, filtros de café y café molido si tiene una cocina o una parrilla de gas, platos y vasos de papel, un martillo, un destornillador, alicates, pinzas y cinta adhesiva. Si es de las personas que le gusta acampar, tenga cerca esas latas de Sterno y el horno portátil. Si tiene una línea de tierra, asegúrese de tener por lo menos un teléfono que funcione sin electricidad.

10. Reúna los documentos importantes y haga una copia en la computadora. Si su casa resulta dañada, tal vez no pueda recuperar su póliza de seguros de una carpeta empapada en agua. Guarde en una carpeta los documentos importantes que se llevará en caso que tenga que irse para un refugio. Haga copias de seguridad de la información que tiene en la computadora. Es ideal hacer un almacenamiento en nube (cloud storage) antes de la tormenta, para tener a mano la copia rápidamente en caso que le haga falta. Es también una buena idea hacer copias de los documentos en una memoria USB o en el almacenamiento en nube para tener un fácil acceso.

  Comentarios