Estados Unidos

Trump, defensor improbable de los cuidados infantiles

Dana Goldstein

Ivanka Trump escucha a su padre, el entonces candidato Donald Trump, pronunciar un discurso sobre los cuidados infantiles, en septiembre del 2016 en Pennsylvania.
Ivanka Trump escucha a su padre, el entonces candidato Donald Trump, pronunciar un discurso sobre los cuidados infantiles, en septiembre del 2016 en Pennsylvania. AP

En su discurso ante el Congreso el jueves por la noche, el presidente Donald Trump tocó algunos de los temas clave de su campaña: la inmigración, los empleos y el terrorismo.

Pero también revivió una de sus propuestas más sorprendentes, que presentó en la campaña presidencial el año pasado: “Mi gobierno desea trabajar con legisladores de los dos partidos mejorar la accesibilidad y asequibilidad de los cuidados infantiles”, dijo.

Eso hizo que Trump sonara más como Hillary Clinton. Y un debate potencial sobre el asunto pudiera representar una oportunidad poco común para que el presidente y los demócratas cooperaran, o al menos dialogaran, en los próximos meses.

Aunque pocos de los republicanos más conocidos, como el senador floridano Marco Rubio, han impulsado propuestas sobre los cuidados infantiles, la plataforma del partido no menciona el tema. Los conservadores en general tienden a considerar los servicios infantiles como una intrusión costosa y no deseada del gobierno en la vida familiar.

Pero más de la mitad de las madres en Estados Unidos trabajan en el mismo año de dar a luz, al igual que 64 por ciento de las mujeres con hijos de 6 años o menores, según la Oficina de Estadísticas Laborales. La familia típica gasta 29 por ciento de sus ingresos netos en cuidados infantiles, en comparación con 10 por ciento en muchas otras democracias occidentales, donde estos servicios están fuertemente subsidiados por el estado.

El tema ha sido un huérfano político en años recientes y las organizadoras femeninas se han centrado más en la igualdad de salario y licencia por nacimiento. El plan del presidente Barack Obama en el 2015 de aumentar el crédito por cuidados infantiles de $1,050 a $3,000 quedó en el camino.

En semanas recientes, Ivanka Trump, la hija mayor del presidente, se ha reunido con líderes empresariales y legisladores para impulsar la propuesta que su padre presentó inicialmente en septiembre pasado.

Ese plan significaría una reducción de $840 en impuestos federales para una familia que gane $70,000 al año y pague $7,000 en cuidados infantiles. El plan ofrecería reembolsos a trabajadoras de bajos ingresos, que se pagarían una vez al año en forma de créditos fiscales. La propuesta también contempla cuentas de ahorro especiales en que las familias pudieran invertir ingresos antes de impuestos para cubrir los cuidados infantiles o a personas mayores, así como incentivos a los empleadores para ofrecer cuidados infantiles en los centros de trabajo.

  Comentarios