Estados Unidos

Agentes de la DEA participaron en fiestas con prostitutas pagadas por narcos

Varios agentes de la DEA admitieron haber participado en “fiestas de sexo” en el extranjero con prostitutas, según un informe publicado el jueves.
Varios agentes de la DEA admitieron haber participado en “fiestas de sexo” en el extranjero con prostitutas, según un informe publicado el jueves. Archivo/El Nuevo Herald

Agentes de la agencia antidrogas estadounidense DEA admitieron haber participado en “fiestas de sexo” en el extranjero con prostitutas, que habrían sido contratadas por narcotraficantes, informó el Departamento de Justicia este jueves.

Según un informe comisionado para evaluar la conducta de los agentes federales, siete de 10 funcionarios acusados de participar en las fiestas confesaron y fueron sancionados.

El informe de 138 páginas del Inspector General del Departamento de Justicia no especifica dónde ocurrieron las fiestas, pero un funcionario no identificado y cercano a la investigación dijo al Washington Post que se trata de Colombia.

Ahí “un policía local presuntamente arregló ‘fiestas de sexo’ con prostitutas financiadas por carteles locales de droga para estos agentes de la DEA”, según el documento.

Las fiestas habrían tenido lugar durante “un periodo de varios años” en las oficinas que el gobierno estadounidense alquilaba en ese país.

Un policía local alegó haber prestado protección para las armas y propiedades de los agentes estadounidenses durante las fiestas.

Testimonios de policías locales revelaron que al menos tres agentes supervisores de la DEA recibieron dinero, regalos y armas de miembros de los carteles de droga, además de los servicios de las prostitutas, según el informe.

Los agentes hallados responsables recibieron suspensiones de entre dos y 10 días.

Los autores del informe expresaron estar “perturbados” por el caso, destacando la posibilidad de que tanto equipos como información de la DEA pudieron haber sido puestos en peligro.

La investigación surgió a raíz del escándalo que estalló cuando un grupo indeterminado de agentes del Servicio Secreto estadounidense supuestamente contrató prostitutas en Cartagena, Colombia, en vísperas de la llegada del presidente Barack Obama a la Cumbre de las Américas en abril de 2012.

El caso involucró a unas dos docenas de agentes y personal militar, desplegados en Cartagena para preparar la visita de Obama.

El Departamento de Justicia buscaba determinar los procedimientos en pie en la DEA y otras agencias federales estadounidenses para tratar acusaciones de “conducta sexual inapropiada” entre sus agentes.

El Departamento de Justicia encontró que las agencias tienen “problemas sistémicos significativos” para castigar y resguardar la seguridad en esos casos.

Pero los autores del informe señalaron que el espectro completo de las conductas aún no se puede determinar debido a que la DEA retardó su colaboración y se reservó la entrega de información solicitada.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios