Estados Unidos

Reproducción del discurso de Bush despierta perplejidad

Una pareja ve el discurso de Bush en La Habana. AP
Una pareja ve el discurso de Bush en La Habana. AP

L

os medios de prensa controlados por el gobierno de Cuba tomaron la rara decisión de publicar una página entera de extractos del discurso del presidente Bush sobre la isla y anteriormente transmitieron unos 15 minutos del discurso televisado.

Eso tomó de sorpresa a los observadores de los asuntos de Cuba, que comentaron que la decisión de leer y ver las ásperas críticas de Bush al gobierno de La Habana claramente indica un cambio de estrategia, aunque nadie está seguro del objetivo que se persigue.

''Antes publicaban resúmenes de los discursos o citas aisladas, que les gustaban o que servían a sus propósitos'', dijo por teléfono desde La Habana el activista de derechos humanos Vladimiro Roca.

``Esto les puedo decir: Hay algo detrás de eso. Ojalá yo supiera lo que es''.

Bush pronunció el miércoles un discurso de 30 minutos sobre Cuba, por primera vez en cuatro años. Atacó al gobierno de Castro y delineó algunos modos en que Washington podría ayudar en caso de que el comunismo se desplome en la isla y vuelva la libertad.

Horas después, valiéndose de las imágenes de CNN en Español, el programa noticioso Mesa Redonda de la televisión cubana transmitió la segunda mitad del discurso.

Aunque el gobierno de Bush recuerda que Cuba también transmitió una pequeña parte de un discurso de Bush el año pasado, además de comentarios negativos por parte del ex presidente Jimmy Carter, fue la primera vez que un presidente en funciones de Estados Unidos sale en Cuba durante tanto rato en televisión, sin recortes,desde hace décadas.

El periódico Granma, órgano del Partido Comunista en la isla, publicó alrededor de la mitad del discurso con el titular ``Partes Esenciales del Discurso de Bush''.

Recortaron las referencias, con nombres propios, a algunos presos políticos de Cuba. Tampoco publicaron la frase ``el paraíso socialista es un gulag tropical''.

Pero publicaron bastantes cosas. El artículo incluyó los ataques de Bush contra los hermanos Castro y las referencias a las cárceles infestadas de ratas y al estado policial.

El periódico también publicó las exhortaciones de Bush a la libertad de prensa y al derecho de viajar fuera del país.

La transcripción también incluyó las partes en las que Bush se dirige directamente al pueblo cubano, incluyendo los militares.

El Departamento de Estado de EEUU, donde Bush pronunció el discurso, se negó a comentar sobre ``lo que una prensa controlada transmite o publica''.

Un académico cubano comentó que la decisión de publicar el discurso fue el tema de conversación de los círculos académicos de La Habana ayer. Pero dijo que la mayoría de los cubanos comunes no lo vio: el programa Mesa Redonda es tan aburrido que casi nadie lo ve.

Algunos expertos se preguntaron si la decisión de transmitir e imprimir el discurso fue parte de la campaña del gobernante interino Raúl Castro de abrir los medios de prensa cubanos a cierta crítica. Castro, en el cargo desde que su hermano Fidel se enfermó hace 15 meses, ha permitido que la prensa publique algunos artículos críticos y también ha convocado a reuniones de barrios para escuchar quejas.

''No estoy sorprendido porque ha habido cambios en la prensa que son definitivamente decisiones de Raúl Castro'', dijo por teléfono desde La Habana Rafael Hernández, editor de la revista política Temas.

``Los cambios en la prensa son algo que debió haber ocurrido más pronto''.

Hernández dijo que el liderazgo cubano también probablemente decidió transmitir el discurso para que los cubanos pudieran ver a Bush y juzgar por ellos mismos.

"La política de Washington es como cualquier monstruo de las películas de terror," dijo. "Vale la pena mostrarlo por la televisión. Muéstralo bajo la luz de la luna como el hombre lobo. Cualquier persona con la más mínima capacidad de observación -- ojos -- podrá darse cuenta de la naturaleza de esa política por si misma."

Aunque los funcionarios cubanos no ofrecieron motivos por la transmisión y la publicación dedicadas al discurso, la opinión prevaleciente es que Raúl Castro tomó una medida calculada para mostrar que Bush tiene poca resonancia dentro de Cuba y que el gobierno cubano gana quedando bien en apariencias ante una audiencia internacional.

Roger Noriega, ex secretario adjunto de estado para el Hemisferio Occidental, está de acuerdo con que Raúl Castro podría estar buscando buenas calificaciones en el extranjero pero agrega que la medida podría resultar contraproducente, agitando a los cubanos.

''No son tan fuertes'', dijo Noriega. ``Creo que cometieron un gran error''.

Las palabras de Bush a los militares también lo harían ver como intervencionista e incluso alentaría los temores que muchos cubanos tienen al cambio, opinan otros.

''El discurso no es muy realista y están complacidos de ponerlo en el periódico y mostrar a la gente lo que está diciendo porque fortalece su posición'', dijo Philip Peters, del Lexington Institute, un centro de estudios en Alexandria, Virginia.

``Lo que ayuda inmensamente al gobierno cubano es que muchos cubanos le tienen miedo al cambio y hay muchas cosas en este discurso que alimentan ese miedo''.

La representante federal Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Miami, dijo que es difícil comprender al gobierno cubano.

''Quizá el régimen cree que la esperanza y la oportunidad son conceptos temerosos de manejar por el pueblo cubano'', dijo.

``¿Quién sabe por qué los funcionarios del régimen hacen lo que hacen?''.

frobles@MiamiHerald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios