Estados Unidos

Muere piloto que lanzó la bomba de Hiroshima

Paul Tibbets frente al Enola Gay, el B-29 que llevaba el nombre de su  madre y desde el cual se lanzó la primera bomba atómica.
Paul Tibbets frente al Enola Gay, el B-29 que llevaba el nombre de su madre y desde el cual se lanzó la primera bomba atómica.

El general de brigada retirado Paul Tibbets, piloto y comandante del avión B-29 Enola Gay que en 1945 lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima, falleció ayer en Ohio. Tibbets, que creció en Miami, dijo hasta el final de su vida que no tenía remordimientos.

''Me asignaron a hacer un trabajo [y] lo hice sin que los sentimientos personales entraran en la misión'', declaró al Miami Herald en 1970. ``Hoy todavía me siento igual [...] volvería a lanzar la bomba sin reservas, porque salvé más vidas de las que se llevó''.

A menudo afirmó que nunca perdió una noche de sueño por haber matado a lo que se calcula fueron entre 70,000 y 100,000 civiles japoneses y herir a incontables otros, aunque posteriormente indicó que no había dormido por 30 horas antes de lanzar la bomba.

Tibbets, hijo de un distribuidor de dulces de Miami, falleció en su casa en Columbus, Ohio, dijo Gerry Newhouse, viejo amigo suyo. Sufría múltiples problemas de salud y en los últimos dos meses se había deteriorado.

Newhouse indicó que Tibbets no quería que le hicieran funeral ni que marcaran su tumba con una lápida, por temor a que fuera un imán para sus detractores.

El 6 de agosto de 1945, Tibbets, al mando del avión bautizado con el nombre de su madre y con otros nueve tripulantes a bordo, llevó hasta la ciudad japonesa de Hiroshima la primera bomba atómica usada en una guerra.

''La bomba se descargó a las 8:16 a.m.'', según el relato oficial en la página de internet de Tibbet.

''Se produjo una explosión terrible, muy fuerte, inimaginable, cerca del centro de la ciudad. La tripulación del Enola Gay vio una columna de humo que se elevaba rápidamente y fuegos intensos que brotaban'', añadió.

La explosión, que destruyó completamente el 65 por ciento de los edificios en la ciudad, mató a entre 70,000 personas. En los cuatro meses siguientes, las heridas causadas por el estallido y la radiación resultante elevaron la cifra de muertos a más de 100,000.

Tres días después, Tibbets, otra vez al mando del B-29, sobrevoló la ciudad japonesa de Nagasaki para observar las condiciones meteorológicas antes de que otro avión estadounidense lanzara la segunda bomba atómica. Los bombardeos atómicos forzaron la rendición de Japón.

Tibbets, nacido en Illinois en 1915, voló por primera vez en un avión a los 12 años, cuando desde un biplano participó en una distribución de caramelos sobre una multitud en el hipódromo de Hialeah.

Como adolescente, Tibbet estudió en la Academia Militar del Oeste. Asistió a la Universidad de la Florida, y entró a la Escuela de Medicina de la Universidad de Cincinnati, que abandonó para entrar al Cuerpo Aéreo del Ejército en Kentucky en 1937.

En agosto de 1945, Enola Gay Tibbets vivía en el 1629 SW calle sexta. Falleció en agosto de 1966.

A Tibbets le sobreviven su esposa Andrea y tres hijos. Su cuerpo será cremado.

  Comentarios