Estados Unidos

Venden marihuana mediante máquinas en California

Tan fácil como comprar una lata de CocaCola, pero con receta médica. Así de sencillo lo tienen ahora los californianos para poder adquirir marihuana en máquinas expendedoras. Eso sí, con fines terapéuticos.

Estos nuevos artilugios presentan una estructura familiar: teclas con números impresos para elegir qué tipo de mercancía es deseada, una ranura para introducir el importe y un espacio en su parte inferior para poder retirar el producto. Pero en esta oca-sión, el interior es lo que cuenta.

Una vez que el paciente ha recibido la receta médica para usar el cannabis, de forma legal y siempre por razones de salud, se le tomarán las huellas dactilares y será fotogra-fiado para comenzar a usar este nuevo método de distribución de la marihuana, empleada aquí como fármaco.

Completados esos pasos, se les otorgará una tarjeta de prepago que les dará acceso a las máquinas, explicó Vince Mehdizadeh, propietario del Centro de Nutrición de Hierbas de Los Angeles, al canal KWTX, filial de CNN.

Mehdizadeh, en cuyo centro se encuentra una de las dos máquinas que desde el lunes han comenzado a funcionar en California, explicó que esta herramienta servirá para administrar dosis extra cuando los pacientes las requieran. "Serán recibidos por un guar-dia de seguridad allí mismo. Introducirán la tarjeta y se les pedirá sus huellas dactilares en la máquina para verificar su identidad''.

"Una cámara se encarga de fotografiar al paciente para comprobar que la persona que solicita la medicación está autorizada. Después, la retiran y ya está'', agregó.

En la calle ya son conocidos por su acrónimo: los AVM (''Anytime Vending Machines'', algo así como las máquinas que venden en cualquier momento). Hasta 11 estados del país permiten el uso medicinal de la marihuana, principalmente para rebajar el dolor de numerosas enfermedades y abrir el apetito del paciente.

  Comentarios