Estados Unidos

Tono cordial marca el debate entre Clinton y Obama

Los demócratas Barack Obama y Hillary Rodham Clinton empezaron su ultimo debate antes de las contiendas del “supermartes'' con una nota cordial, tratando de atraer a los partidarios de John Edwards en su frenética búsqueda de delegados.

Obama califico a Edwards de una voz para su partido y para este país por muchos aúos''. Clinton saludo tanto a Edwards como a su esposa, Elizabeth, como dando “su ejemplo personal de coraje y de liderazgo'' en su defensa de los pobres.

Enfrentándose en un debate solos por primera vez, ambos candidatos reconocieron sus diferencias políticas pero también trataron de evitar lo que se habían convertido en ataques cada vez más personales.

“Yo era amigo de Hillary Clinton antes de empezar esta campaúa. Y será amigo de Hillary Clinton después del fin de esta campaña'', afirmo Obama.

Ambos senadores subieron juntos al estrado del Teatro Kodak con Clinton caminando delante y ambos saludando al publico.

Ambos pronosticaron que uno de ellos serÏa el próximo Presidente en una inauguración histórica, pero luego se lanzaron a discutir sus diferencias sobre el seguro universal de salud, las reuniones con líderes de naciones enemigas y la política hacia Irak.

Clinton también enfatizó la importancia de que el próximo Presidente esta listo desde el primer día.

îîEl próximo Presidente entrará en la Oficina Oval y lo van a estar esperando un montón de problemas'', recalcó Clinton. Señaló que esos incluirían “una economía que no estÍ funcionando para la mayoría de los norteamericanos''.

Cuando empezamos teníamos ocho candidatos en este estrado. Después de 17 debates, ahora sólo somos dos'', indicó Obama. îîY, ustedes saben, es un ejemplo del Partido Demócrata y es un ejemplo de que tenemos la oportunidad de hacer historia, porque pienso que uno de nosotros terminará siendo el próximo Presidente de los Estados Unidos''.

El debilitamiento de la economía del país fue uno de los principales temas y ambos candidatos fueron presionados para responder a la acusación republicana de que eran liberales amigos de elevar los impuestos y aumentar el gasto.

Obama sostuvo que la desocupación y la inseguridad económica no son generados por la presencia de indocumentados en el país. Atribuir esos problemas a los inmigrantes es buscar un chivo expiatorio'', enfatizó. Indicó que intentaría darles un camino hacia la ciudadanía a los que ya se encuentran'' en EEUU.

Clinton declaro que la solución a los problemas de la inmigración es îîuna reforma exhaustiva''.

îîYo no estoy de acuerdo con deportar a los 12 a 14 millones'' de inmigrantes indocumentados en el país, aseguro Clinton. îîEstoy a favor de darles un camino hacia la legalización, con las siguientes condiciones: que paguen una multa, que paguen los impuestos adeudados, que traten de aprender inglés y hagan la cola''.

Sobre el otorgamiento de licencias de manejo a los inmigrantes indocumentados, Clinton se declaro en contra.

  Comentarios